Mirian Osorio, de 45 años sufre de dolor de columna, además de artritis.FOTO M.S. LA GACETA

De 45 años, hace 8 años padece de artritis reumatoide, ante la falta de un especialista en el hospital decidió aguantarse la enfermedad, además tiene la columna desviada y actualmente opta por la medicina alternativa.

La artritis reumatoide suele afectar las articulaciones más pequeñas primero, particularmente las articulaciones que unen los dedos con las manos y los pies. A medida que la enfermedad avanza, los síntomas suelen propagarse a las muñecas, las rodillas, los tobillos, los codos, las caderas y los hombros.

Cuenta que hace años acudió al Hospital General de Latacunga a Medicina General al no haber el especialista en Reumatología “no me avanzaron a controlar” entonces me dieron el traspaso a una casa de salud en Quito, pero debía hacer una solicitud en Trabajo Social “La verdad no hice porque a veces el tiempo no me da”, expresó.

Hace un par de años sufrió una caída un instante se quedó inconsciente, pero ella misma reaccionó al mirar que estaba mucha gente a su alrededor. “Me había roto la cabeza” entonces por sus propios medios acudió al hospital, sitio en el que le hicieron varias preguntas “yo me desesperaba del dolor” a la razón Osorio al transcurrir casi media hora sin recibir atención decidió salirse “me fui a la casa me bañe y lo deje así y nunca me hice atender”.

Esto provocó que su columna esté desviada y por casualidad de la vida en San Agustín encontró a Teresa, quien le ofreció unas terapias gratuitas realizadas por el doctor Douglas Rocuts, quien se basa en la medicina natural aplicando la metodología correctiva y sus técnicas personalizadas más equipos de última generación.

Permitiendo la repolarización correctiva de la columna vertebral, desbloqueo energético del sistema nervioso, corrección del colon irritable entre otros. Osorio decidió asistir al tratamiento el cual adujo que un poco se ha sentido bien, puesto que su problema es muy complejo incluso no avanza a caminar dos cuadras y debe subir gradas apoyada de las barandas. Manifestó que prefiere la medicina natural ya que los medicamentos pueden afectar otros órganos.

Ella vive en Latacunga en el sector de San Felipe vía Brazales. Ahora su esperanza es que este médico le pueda ayudar y estará en Latacunga desde el 25 de junio al 5 de julio en la dirección Av. Amazonas 2-49 entre Tarqui y General Maldonado. (I)