Durante la captura del delincuente. Fotos/ Cortesía G.C.

Sucedió la noche del lunes, cuando un transeúnte era amenazado con un delincuente que portaba un arma blanca (cuchillo).

Eran las 20:00 del lunes 31 de agosto, cuando Guido Cando pasaba por el barrio San Felipe, llegaba de su trabajo y se dirigía a su barrio Tilipulo, pero se detuvo a la altura de la Universidad Técnica de Cotopaxi (UTC); había un disturbio que concentraba a unos 15 moradores.

Guido se bajó del vehículo en el que viajaba, constató que, con palos y zapatos en la mano, la muchedumbre acorralaba a una persona, se trataba de un delincuente, que, cuchillo en mano, intentó robar a un transeúnte, quien pidió ayuda.

La organización de los moradores de San Felipe, puso el grito de alarma, “vi que lo golpearon, creo que hasta lo querían linchar, hasta que llegó la Policía”, aseguró Cando.

Daniela Haro, jefa del Circuito UPC Eloy Alfaro, contó que tan pronto recibieron la llamada de emergencia, se dirigieron a la Avenida Simón Rodríguez donde se produjo el acontecimiento.

Al llegar constataron que el detenido por los moradores, tenía aproximadamente 18 años, estaba en visible estado etílico y ya había recibido una serie de golpes.

Sin embargo, la ausencia del denunciante imposibilitó que la Policía Nacional realice su labor, y se lo lleven detenido. “Si es necesario solicitar a los ciudadanos que son víctimas de la delincuencia, realizar las respectivas denuncias, para que podamos proceder de acuerdo a la ley”, comentó Haro, quien añadió que, ante la falta de denuncias formales, los anti sociales comenten crímenes una y otra vez, sin que exista modo de pararlos.

“Este es un mensaje bastante claro que queremos dejar a la delincuencia, nos estamos organizando, juntos somos más”, aseguró uno de los moradores que participó en la captura del delincuente, contó que su deseo y el de todos los habitantes de ese barrio, es que regrese a ser lo fue antes, cuna de emprendedores y libre de violencia. (I)