William Bastidas, presidente del consejo parroquial Eloy Alfaro

Existe preocupación en los moradores de la parroquia Eloy Alfaro, por los hechos violentos que se han presentado, pero además por el consumo constante de alcohol y sustancias sujetas a fiscalización en diferentes espacios.

William Bastidas, presidente del consejo parroquial Eloy Alfaro, mencionó que luego de la muerte violenta presentada en este sector de la ciudad, la población se encuentra preocupada, e incluso desesperada por estos hechos. 

Recalca que pese a que se instalaron cámaras de seguridad en el barrio San Felipe, continúan presentándose este tipo de hechos, por lo que se habría solicitado por parte de los dirigentes barriales, la colaboración de la Policia Nacional y las Fuerzas Armadas, para el desarrollo de actividades de seguridad. 

Por su parte, habrían solicitado a las autoridades provinciales que se les integre en los comités y mesas de seguridad que se desarrollan entre varias instituciones de control, con el fin de poder expresar sus necesidades; sin embargo, hasta el momento no son convocados.

El alto consumo de licor, también es un tema que preocupa al directivo, recalcando que la Intendencia de Policía, desarrolla operativos de control en varios temas, uno de ellos el cumplimiento de los permisos de funcionamiento, ya que existirían establecimientos que expenden licor de forma clandestina.

Contó además, que en ocasiones existen personas portando armas blancas, aparentemente bajo el consumo de sustancias sujetas a fiscalización, realizando escándalos e intimidando a la población, por lo que solicitan la ayuda de las autoridades. 

Espera que se puedan concretar proyectos en conjunto con las instituciones del estado y la municipalidad de Latacunga, para combatir estos hechos, buscando el buen vivir de la ciudadanía.

  •