Moradores del barrio Loma Grande de San Felipe. FOTO W.C. LA GACETA

La gente del barrio espera soluciones al problema de la falta de señalización y el arreglo de las vías mediante el diálogo con las autoridades municipales, caso contrario, no descartan tomar otras medidas. Indicaron que el Municipio nunca sociabilizó sobre el paso de los carros pesados por la zona.

Ayer en horas de la mañana, hasta las instalaciones del GAD Municipal de Latacunga, llegó un grupo de ciudadanos del sector de Loma Grande, de la parroquia de San Felipe del cantón Latacunga. El objetivo era conversar con el Alcalde y expresar la preocupación sobre el peligro que significa el paso de los vehículos por el barrio, debido a la construcción del paso deprimido de San Felipe.

Danilo Chiluisa, habitante de Loma Grande, señaló que los moradores están muy preocupados por el paso de vehículos pesados por las vías del sector, las que no están adecuadas para dicho tránsito, además, no existe la respectiva señalización en la zona, que permita controlar la velocidad de los carros, producto de lo cual, según el morador, el pasado lunes se dio un accidente de tránsito.

Los representantes del barrio solicitaron a las autoridades del Municipio, que se proceda a la ubicación de señalización, tanto vertical como semáforos, mientras se ejecuta la obra del puente.

Frente al paso de un gran número de vehículos por el barrio, dijeron que está en riesgo la integridad de los peatones que viven en el zona, quienes muchas veces tienen que cruzar la calle, además que la vía es demasiado estrecha.

Chiluisa comentó que los habitantes de Loma Grande, previo a la realización de la obra, no tuvieron la presencia de autoridades del Municipio de Latacunga, indicando el paso de los carros por el lugar. Aquello demuestra que están abandonados por las autoridades municipales, además, en la zona no se ha ejecutado ninguna obra, frente a una serie de necesidades.

Informó que una parte de la vía que está siendo utilizada para el desvío vehicular está adoquinada y una parte en tierra, lo que genera una gran polvareda por el paso de los carros y está llena de baches. Los moradores apuntaron que esperan solucionar el problema mediante el diálogo con el Alcalde, pero en caso de no ser escuchados, no descartan tomar otras acciones. Recordó que el paso de los carros por el barrio, no será por uno o dos meses sino nueve meses o más, por ello, piden a las autoridades del Municipio, ayudar a solucionar el tema, para tranquilidad de la población. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × tres =