Leonidas Iza Salazar, presidente del MICC. FOTO W.C. LA GACETA

Las comunidades de Winza, San Carlos, La Mónica y Patria Nueva, considerada según el dirigente  como una de las  zonas más productivas de la Unocanc, viene solicitando a las autoridades de la Celec que se haga una indemnización justa a los dueños de los predios para la ubicación de las torres de alta tensión de energía; asimismo aseguran que en los últimos meses no han tenido ningún tipo de diálogos con las autoridades nacionales sobre dicho tema.

Leónidas Iza Salazar, presidente del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi, comentó que el problema de la ubicación de las torres de alta de energía eléctrica en varias comunidades se originó dos años atrás, tema que además no fue sociabilizado con las comunidades sino con la autoridad parroquial de aquella época.

Iza señaló que las torres de alta tensión están ubicadas en la mayor parte del territorio de la provincia, faltando únicamente en cuatro comunidades de Unocanc como Winza, San Carlos, La Mónica y Patria Nueva, considerada según el dirigente como una de las  zonas más productivas de la Unocanc, sitio donde la gente de la zona hizo el esfuerzo por más de 30 años para recuperar el suelo que estuvo erosionado, actualmente cuentan con riego, producción de leche y producción agrícola, por lo tanto molesta que la Celec venga y diga que por el sector va a pasar la torre de alta tensión de energía sin una previa  consulta a la gente.

Comentó que durante las conversaciones hablaron que el área de servidumbre sería de 60 metros, espacio donde no podrían haber casas y la eliminación de los árboles que la gente le tomó hacer crecer por 30 años; comentó que la propuesta en su momento fue que se haga un nuevo trazado por la cordillera donde la afectación a la producción sería menor, pero no fue aceptada.

Frente a ello el pedido de la gente afectada era que se dé una indemnización justa a cada una de las personas afectadas con sus tierras, además piden que se realice un estudio sobre los niveles de afectación a la salud de las personas.

Según los dirigentes las familias perjudicadas con el paso de las torres de alta tensión de energía por las cuatro comunidades de la Unocanc están sobre las 500 familias, recordó que en la zona está prevista la ubicación de siete torres, de ellas cuatro estuvieron en proceso de instalación, producto de ello el material está botado en la zona y en las otras cuatro no existe ningún tipo de trabajo.

Iza, indicó que sabemos que por el sitio donde se levantó la torre la Celec hizo un pago  individual con el propietario de la tierra sin tomar en cuenta a la comunidad; el dirigente señaló que en los últimos meses no han habido ningún tipo de conversaciones entre las instancias nacionales y los dueños de las tierras de las cuatro comunidades de la Unocanc. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece + siete =