Mujeres de las organizaciones sociales, durante el taller de capacitación en las instalaciones del MICC. FOTO M.S. LA GACETA

En las instalaciones del Movimiento Indígena de Cotopaxi (MICC), la mañana de ayer se llevó a cabo el taller “Derecho de la educación de las mujeres”. Según Hugo Venegas, coordinador del proyecto Colectivos Ciudadanos por la Educación, no se están generando oportunidades efectivas para las mujeres indígenas, por lo que mediante la capacitación, se busca articular a una agenda conjunta colectiva, capaz de que pueda tener incidencia a futuro.

Al referirse al término educación, actualmente  se considera que hay un cambio, pero existen ciertas zonas como Sigchos-Chugchilán, donde hace falta que las mujeres se involucren en este ámbito. “Aún hay el pensamiento de que  no son capaces para el estudio o para la participación en diferentes aspectos”, comentó Rosa Ayala, representante de género y la familia.

El índice de analfabetismo en comparación a otros año que era de un 100%, hoy es de un 20%, que avanza solo hasta cuarto o quinto año de básica. Antiguamente se pensaba que  el género femenino, sólo tenía que estar al  cuidado de los animales o en el  trabajo doméstico  cuando contraía matrimonio.

En ese sentido, destacó que la capacitación les permitirá generar conciencia, “porque todos tenemos derecho y debe existir igualdad”. A nivel de la provincia son 32 organizaciones que pertenecen al MICC y de ellas, 24 son las que se han interesado por este tipo de iniciativas.

El coordinador del proyecto Colectivos Ciudadanos por el Derecho a la Educación, Hugo Venegas, explicó que actualmente la brecha que había entre hombre y mujeres en el tema de acceso se ha ido cerrando, porque han podido acceder principalmente a la escuela, pero si existe una diferencia muy significativa cuando avanzan hacia los demás niveles y al bachillerato, ya que disminuye la asistencia de las mujeres.

El ingreso al nivel superior especialmente de las mujeres indígenas no es significativo y cada vez hay menos posibilidades, reveló Venegas. Frente a esto, se plantean otras posibilidades como el ingreso a los institutos técnicos superiores, que posibilitan un  desempeño futuro productivo, económico e integral.

Ayer se  expusieron nueve ejes de los cuales, se permitió priorizar algunos para el trabajo inmediato y para generarlo durante tres meses para tener resultados. Una de las  iniciativas es hacer una alianza con la Universidad Católica de Quito, para que estudiantes y docentes apoyen a las señoras con talleres en diferentes ámbitos.

“Tener acceso a una formación integral, que les permita desempeñarse en todos los campos de la vida”, es el objetivo. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here