Patricio Sánchez, alcalde de Latacunga. W.C. LA GACETA

La autoridad municipal explicó que la partida presupuestaria que constará en el presupuesto 2018, servirá para intervenir el parque de San Felipe y la construcción de un minimercado para la venta de las comidas tradicionales, que la realizan ocho vendedoras. Asimismo, invocó a los denunciantes sobre el proceso de construcción del paso deprimido, para que lo hagan ante la Contraloría.

El alcalde de Latacunga, Patricio Sánchez, frente a la oposición de ciertos moradores de San Felipe a la construcción del paso deprimido El Molinero, aseveró que pese al avance de los trabajos, continúan los cuestionamientos. El Alcalde denunció que el párroco del sector durante las misas realizadas el fin de semana, estuvo convocando a la gente para que se reúna y siga protestando en contra de la obra. Al respecto, la autoridad dijo que está dando parte a la Curia sobre la actitud del párroco, para que no se meta en temas de desarrollo de la ciudad. Recordó que cuenta con los audios de lo manifestado por el sacerdote.

Frente a las denuncias de posibles sobreprecios en la contratación de la obra, el Alcalde invitó a los denunciantes a comprobar y presentarla ante las instancias de control, para que realicen el proceso de investigación y anotó que era bueno que le ayuden con un examen más.

Sánchez dijo que el 95 por ciento de la población respalda la realización de la obra, asimismo, la autoridad indicó que en el presupuesto del 2018 consta una partida de 400 mil dólares, para trabajos de intervención del parque y la construcción de un minimercado con comedor incluido, que será utilizado para la venta de la comida tradicional del sector, que la realiza el grupo de ocho vivanderas. La inauguración del paso deprimido, el minimercado y la intervención del parque, será en conjunto el próximo año, aseguró el Alcalde.

 

Revisión de los sueldos

Patricio Sánchez, alcalde de Latacunga, indicó que frente al pedido de austeridad por parte del Presidente de la República, que incluye una rebaja de los haberes de ciertos funcionarios, dijo que el tema no ha sido analizado, pero de realizarlo, como Alcalde no tiene ningún inconveniente. Aclaró que una posible rebaja de los haberes, deberá ser analizada y aprobada por el seno del Concejo.

Informó que actualmente el sueldo del Alcalde es de 4000 dólares, de ese total tiene que descontar 1000 dólares para pagar a la presidenta del Patronato, funcionaria que no tiene sueldo. Los concejales ganan 2000 mil dólares y de llegar a un acuerdo de reducción, los ediles tendrían que ganar menos anotó Sánchez. Respecto a los haberes de los directores departamentales, habría que realizar una reforma al Orgánico Funcional y Estructural. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 + 3 =