Estudiantes y sus autoridades convencidos de que la educación ambiental permitirá reducir los efectos de daños en el ambiente. (Foto redes sociales)

El Club ambiental de la UTC tiene como objetivo conservar las tradiciones que caracterizan al país, sin dañar el entorno y disminuyendo la excesiva contaminación y degradación del medio ambiente.

En función de cuidar y conservar el planeta, por lo tanto, pretende generar una cultura ecológica, rescatar las buenas prácticas ambientales, el objetivo de esta propuesta es generar una cultura ambiental reduciendo la contaminación ambiental producida durante las festividades de fin de año, sin dejar de lado las costumbres y tradiciones.

“Los ciudadanos deben celebrar estas fiestas con conciencia o educación que permita reducir el consumismo, los residuos sólidos, el derroche de electricidad y la contaminación ambiental en los recursos naturales”, detalló Patricio Clavijo, director de la carrera de ingeniería ambiental de la Universidad Técnica de Cotopaxi.  

El director plantea varias alternativas de cuidado y entre ellas está el árbol navideño, al hacerlo con adornos reciclados ya que es un proceso entretenido y divertido, de bajo costo, que se puede hacer en familia o con amigos y el resultado sin duda será personal y único.

Al hacer un árbol de navidad a base de latas de bebidas recolectadas en casa, se da una alternativa a las personas de ser amigables con el medio ambiente, evitar comprar un árbol sintético fabricado a base de petróleo. Además, ya no se talaría un árbol natural, para adornar la casa simplemente se puede hacer con materiales reciclados y a su vez ayudamos a reducir la basura y su contaminación.

Bolas de navidad colgantes: este es el modelo de árbol de navidad más original, donde parece que hemos decorado el árbol y después lo hemos quitado. El efecto es muy bonito, y solo tienen que colgar las bolas del techo para que se queden suspendidas con ayuda de hilo transparente.

Es importante disminuir el uso de papel en esta época y/ o utilizar es una buena opción como papel de regalo navideño respetuoso con el medioambiente. Un regalo envuelto en papel de embalar o de periódico al estilo retro, con una imaginativa decoración personal es una alternativa original y barata a los llamativos papás Noel y copos de nieve centelleantes, el papel estampado apenas puede reciclarse. Los procesos de blanqueo químico, la gran cantidad de tinta de impresión y el brillo de los microplásticos dificultan el proceso de reciclaje.

Otra opción es al embalar sin residuos son la envoltura con tela, que al destinatario puede incluso reutilizar los cientos y los lazos tampoco se llevan bien con un paquete sostenible. En casos excepcionales son degradables biológicamente, pero se quedan enganchados en las plantas de tratamiento de residuos y las obstruyen.

Otras recomendaciones durante la celebración de la Navidad, la tierra brilla hasta un 50% más. Las luces navideñas consumen mucha energía, llegando incluso a afectar a los animales nocturnos. La iluminación permanente altera sus biorritmos. Los temporizadores permiten limitar la iluminación a las horas en las que realmente se disfrute de ellas. Use guirnaldas de luces Led, que, además de ahorrar energía, duran hasta 20 veces más que las bombillas tradicionales.

Alternativas para regalos y juguetes, envuelve los regalos con papeles reutilizados de otros años y vuelve a guardarlos para la próxima ocasión. En cuanto a los cosméticos, perfumes, etc., intenta que sean ecológicos, elaborados a partir de productos naturales y que no procedan de la experimentación animal. Si te gustan los aparatos electrónicos como regalo, intenta que sean lo más eficiente posible y a poder ser elaborados con materiales reciclables o fácilmente reparables. También propone poner en práctica las habilidades y crear sus propios obsequios. (I)