Así debemos llamar a las carreteras de nuestra Costa, que especialmente han sido elegidas por el narcotráfico para enviar su funesta mercancía.

Aviones y barcos son utilizados para el negocio y sólo una parte es descubierta por nuestras autoridades que sin embargo presentan incautaciones de decenas de toneladas de alcaloides lo que significarían millones de dólares.

Lo que cabe preguntar es de dónde proviene la droga que es enviada muy bien camuflada.

Se informa que una gran fábrica que la elabora ha sido descubierta en la vecina del norte; pero no sabemos cómo se ha procedido con este hallazgo que por cierto no es de última hora.(O)