El femicidio de María Belén Bernal forma parte de una grave situación de violencia contra las mujeres. Según Naciones Unidas en el Ecuador, los últimos datos oficiales de la Función Judicial, en lo que va del 2022 se han reportado 264 homicidios intencionales de mujeres, 59 registrados como femicidios, 3 corresponden a Cotopaxi.
Lo más preocupante es que la violencia contra la mujer va en aumento a nivel nacional, en el 2020 se registraron 870 casos de violencia intrafamiliar y en el 2021, 975 casos. Qué está  pasando en la sociedad, por qué este despliegue de fuerza bruta que va contra los seres humanos más vulnerables, mujeres y niños? 
Hoy representantes de varios colectivos harán un plantón frente a la Gobernación pidiendo respuestas y acciones concretas para que la justicia llegue hasta las últimas consecuencias, no más procesos inconclusos, invisibilizados, no más abusadores impunes que hacen de las suyas a la primera oportunidad. 
La sociedad no puede ser cómplice de esta atrocidad, el maltrato a la mujer que se ha visto como algo normal en ciertos sectores de una sociedad machista debe quedar atrás. La mujer tiene un voz potente que debe hacerse escuchar: NI UNA MÁS. (O)