Recorrido del Niño de Isinche. Foto: N.F./La Gaceta

Sacerdotes y religiosas entregaban mensaje y bendición

Este miércoles 22 de abril, desde las 15:00, salió la imagen del Niño de Isinche, desde las inmediaciones de la hacienda de Isinche Grande, zona privada de propiedad de la familia León Ramírez, al sur del cantón Pujilí, para efectuar un recorrido por las principales arterias viales de la ciudad, donde cientos de fieles esperaban en sus domicilios y barrios. Pese que las autoridades religiosas manifestaron que no era prudente entregar contribuciones, con buen corazón entregan sus monedas en la urna del patrono religioso; otros en cambio elevaban su oración, lanzaban flores y se persignaban a su paso en la tarde y noche. Una delegación de la Banda Municipal, en un vehículo plataforma compartían sus melodías; la Policía Nacional y Agentes Civiles de Tránsito a nivel local brindaban la seguridad a la imagen, a los acompañantes y público que esperaban en las puertas de las casas, balcones, terrazas, ventanas y más. 

La oración ante Dios y el Niño Manuel Mesías, de Isinche Grande era buscar la protección, seguridad, solidaridad, la salud y vida, en estos tiempos de la pandemia y enfermedad del Coronavirus, que al momento las estadísticas del COE Nacional dejan al cantón Pujilí, con 2 personas fallecidas, y 8 ciudadanos contagiados, siendo el segundo cantón en Cotopaxi, con más novedades, inclusive con otros fallecimientos más por una posible muerte natural, precisamente en esta emergencia sanitaria, económica y social; radio El Sol y Pujilí al Día, llevaban la señal a los hogares pujilenses en las redes sociales esencialmente. Los sacerdotes Luis Arias, y Diego Vega, junto a Rodrigo Herrera, comisario municipal, coordinaban las acciones y el recorrido religioso.(I)