La Comuna Jurídica Patután analiza presentar una demanda al Estado por daños y prejuicios, y es que de la noche a la mañana bajo el sello de la prepotencia correista se construyó la enorme cárcel que más de un dolor de cabeza a traído a Cotopaxi y especialmente a las poblaciones aledañas que deben soportar esta presencia indeseable.
La verborrea de Rafael Correa, el discurso pausado y mentiroso de Gustavo Jalkh, así como el de sus compinches locales, escondían el oscuro futuro que le esperaba a nuestra tierra con la construcción de este centro carcelario en terrenos del Fuerte Patria. Un letrero vistoso anunciaba la edificación de un conjunto habitacional, que no contaba con permiso de uso de suelo. Una mentira  sin nombre que se destapó en víspera de las elecciones seccionales del 23 de febrero de 2014 cuando en su desesperación por la reelección, el candidato a la alcaldía de Quito Augusto Barrera anunciaba el traslado inmediato del Penal García Moreno, a la cárcel regional de Cotopaxi.
Así comenzó el via crucis, sin servicios básicos, sin agua, sin manejo de desechos, sin permiso de uso de suelo. Una verdadera infamia, pues de regional este centro carcelario nunca tuvo nada, en poco tiempo se convirtió en lo que es un centro de terror en manos de las peores bandas delictivas y criminales del país.
Cómo podría el Estado resarcir este daño? Es que no hay palabras para definir lo que hicieron con nuestra provincia.  Por ello a Comuna Jurídica de Patután debe continuar su lucha que es la lucha de todos los cotopaxenses. (O)