El FUT presentó su propuesta laboral en la Asamblea, una propuesta muy parecida a la de la legislación actual, inclusive con más ajustes y beneficios para la clase trabajadora.  

Sin duda que este gremio está fuera de foco, parece que no se han enterado, que en estos momentos el país tiene un desempleo que bordea el 80%, un desempleo que obliga a la mayoría de ecuatorianos a buscar el sustento en la informalidad, sin interesarles afiliaciones, ni sueldos básicos, solamente les interesa sacar dinero para sobrevivir, por la desesperación que existe.

Por las cifras de empleo formal, en la actualidad estos señores no representan a nadie, sólo son parte de esa cómoda burocracia que, se cree con derecho a exigir y exigir, sin aceptar la realidad de una país quebrado, que no sólo quedó mal herido por el atraco del SS XXI, sino también las secuelas de la pandemia que deja pérdidas de más de USD 6 mil millones de dólares.

Sin duda que estos señores no tienen idea de que la empresa privada generadora de empleo está en vías de extinción,  hoy en día no existe manera de que alguien se atreva a dar un empleo por las duras condiciones laborales vigentes, esto sumado a una crisis devastadora que no ofrece condiciones, para que alguien pueda emprender un negocio. 

No se sabe, qué parte de que existe un antes y un después de la pandemia, no entienden estos señores. No se sabe, qué parte de que el país quedó quebrado luego de la revolución ciudadana, no comprenden estos señores.  

Parece que viven en otro planeta, al paso que vamos con estas incoherencias, seguramente en menos de lo que imaginamos, instituciones como el IESS  habrán quebrado, porque no tendrán quién las retro alimente por la falta de inversión privada, todo esto sumado a un gobierno quebrado que no puede generar más empleo, al contrario tiene que disminuir plazas laborales para sobrevivir, con estos antecedentes aumentará la zozobra del desempleo.