Con mucho agrado para la ciudadanía, se está realizando la señalización de las calles, pero a la vez un generalizado malestar, porque estos trabajos se hacen en horas de la mañana, en horario del mediodía, en plena hora pico.
El otro día fuimos parte de un atrancón, que comenzaba en el semáforo de la entrada a la ciudadela del Chofer, específicamente al frente del restaurante el Bambú y se iba hasta cerca de La Laguna, un completo dolor de cabeza que duró alrededor de 35 minutos, tratábamos de desviarnos en alguna calle transversal, pero resultaba imposible, porque todas estas vías se encontraban completamente congestionadas.
Resulta difícil creer que los encargados del tema no tengan la prevención de hacer estos trabajos en la noche, no pueden congestionar la ciudad de esta manera.
Latacunga es una urbe que se encuentra caotizada por el centralismo, esto la asfixia; colegios, escuelas, instituciones públicas, bancos, etc., todos en el mismo sitio, que siguen creciendo para arriba, con la venia de las autoridades, lo que significa un sinfín de carros, desesperados por encontrar una salida en las estrechas calles de la ciudad, y si no tienen la visión para ver esta crisis, estamos definitivamente mal preparados para el cargo encomendado.
Recordamos que el tiempo significa dinero, eso es lo que no se llega a comprender porque nunca se cuantifican, estas circunstancias en esta urbe que, sin duda, parece tierra de nadie.(O)