Consternación nacional e internacional ha causado la noticia del secuestro de tres periodistas de diario El Comercio la noche del lunes. El Presidente de la República Lenín Moreno, repudió el hecho y declaró que la situación que se está registrando en la frontera norte es consecuencia de la permisividad con los terroristas y narcotraficantes y el desmantelamiento de las FF.AA. y la Policía Nacional.
Un hecho repudiable desde todo punto de vista, no sólo se ha vulnerado los derechos humanos de tres profesionales de la información, sino que es un atentado directo a la libertad de expresión, porque los miembros del equipo periodístico estaban realizando una cobertura para dar a conocer a la opinión pública la situación de un sector del territorio nacional que en pocos días se ha convertido en zona de guerra.
Hacemos votos para que los colegas periodistas regresen a sus hogares sanos y salvos, nuestra solidaridad con sus familias también.
El gobierno nacional no puede escatimar esfuerzos para controlar esta situación que cada día se torna más violenta.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × cinco =