Nueva fecha de entrega del Paso Deprimido

0
769

La infraestructura del viaducto tiene un avance del 100%, mientras que la obra en su totalidad está en un 85%, faltando la iluminación y la colocación de la carpeta asfáltica en los laterales, la obra será entregada el 15 de noviembre 2018 junto con la remodelación del parque.

100% estaría terminado la infraestructura del viaducto y rampas de acceso, actualmente la obra está enfocada en los trabajos laterales correspondientes a trabajos de base y subbase para posteriormente ubicar la carpeta asfáltica, esto está previsto que dure aproximadamente un mes y medio, explicó Sebastián Cevallos, residente de la obra.

Las dimensiones del Distribuidor de Tráfico El Molinero comprende 7,5 metros de ancho dos carriles y la altura al ingreso del viaducto es 4 metros 80; intermedio 7 metros 20 y salida 4 metros 80, cuyo objetivo es dar fluidez al paso vehicular de occidente a oriente.

La calle 10 de Agosto servía como doble vía, pero ahora con los trabajos de excavación está totalmente cerrada, según el residente de obra hasta la próxima semana se verán inconvenientes en este tema.

El alcalde de Latacunga. Patricio Sánchez, informó que esta obra significará un beneficio a la ciudadanía y el cual permitirá tener un enlace directo hacia la parte occidental. Una vez concluida la fundición del túnel lo siguiente a seguir es la instalación de la luz led, la misma que se estima que llegue la próxima semana.

Estos trabajos se complementarán con la ubicación de la nueva figura de El Molinero característica propia de este sector que se destaca por la venta de la máchica y el arroz de cebada. Sánchez, informó que la fecha de entrega será el 15 de noviembre junto con la readecuación del parque.

Pidió a la ciudadanía tener paciencia, ya que la obra permitirá la descentralización vehicular y la descontaminación, según datos del burgomaestre transitan 20 mil carros diarios, los que afectan a un centro educativo donde se estima que estudian cerca de 2200 estudiantes.

Ciudadanos

“Creo que agilitarán el tránsito vehicular; pero será peligroso para la gente especialmente para los niños”, comentó el morador Enrique Parra. Su pedido es que las autoridades estén permanentemente vigilando y se aplique ordenanzas que garantice la seguridad peatonal.

Washington Herrera, vive en el barrio 18 años, su casa es su sitio de trabajo y fue construida hace más de 100 años, no tiene barrilla y fue construida con barro, dijo que cuando comenzaron con la destrucción de la carretera hubo vibraciones hecho que provocó que se caiga un horno el mismo que era su fuente de trabajo, tuvo que paralizar seis meses sus funciones para la reparación y hasta el momento ha gastado 2 mil dólares, hoy su petición es que se reconozca la inversión.

No obstante, señaló estar de acuerdo con la obra que beneficiará al sector y por ende a la parroquia. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve − 7 =