David Tamayo, director de Servicios Públicos del Municipio de Latacunga.

En la ordenanza se propone reducciones a los costos al valor de las sanciones y uso de los cementerios.

David Tamayo, director de Servicios Públicos del Municipio de Latacunga,manifestó que la nueva ordenanza que regulará los cementerios de Latacunga, pasó el primer debate y se encuentra a la espera de ser aprobada en segundo debate, dentro de 15 días. Esta ordenanza viene siendo desarrollada desde hace más de un año y medio y, en ella llegan cambios como: la reducción del costo de diferentes valores y disponer de los terrenos de Nintinacazo, para el desarrollo del cementerio.

David Tamayo, director de Servicios Públicos, explicó que los concejales han realizado algunas consideraciones a la ordenanza y de igual forma, la Dirección de Servicios Públicos ha dado propuestas para la coordinación del tema técnico, de ello saldrá un informe final para realizar modificaciones a la ordenanza propuesta.

Posiblemente, la nueva ordenanza entre a segundo debate en 15 días, para seguidamente ser publicada en el Registro Oficial y sea aplicada a partir del 2022.

En esta nueva ordenanza se propone que el costo del metro cuadrado de espacio para inhumaciones sea de una Remuneración Básica Unificada (RBU), 400 dólares, por el contrario, en la ordenanza anterior el costo era de dos RBU.

Entretanto, para el desarrollo del cementerio de Nintinacazo, se realizan los últimos detalles al proyecto de construcción de más de 200 nichos, se planifica que la próxima semana este sea subido al portal de Compras Públicas. El proyecto tiene un costo de alrededor de 40.000 dólares, y se espera que la obra sea inaugurada en julio o agosto.

Tamayo, indicó que en el Cementerio General aún existe espacio para la construcción de 1000 a 1500 nichos, pero por el tema patrimonial no se puede realizar obras hasta que se dé la ordenanza de patrimonio que delimite los espacios patrimoniales y no patrimoniales. Por ahora los proyectos en este cementerio se encuentran suspendidos y su presupuesto ha sido destinado al cementerio de Nintinacazo.