Yaku Pérez llegó a nuestra ciudad y con él, cientos de simpatizantes que gritaban justicia, que se abran las urnas y se haga el reconteo de votos. No sabemos hasta donde pueda hacer efecto esta protesta, luego de que se hizo el anuncio oficial de que a la segunda vuelta irán Lasso y Arauz.  

Nos encontramos en medio de una guerra de anuncios. Fiscalía dice que intervendrá en el CNE, luego guarda silencio, lo mismo, Contraloría General. Hoy llega la gran marcha a la capital, es decir tenemos un país convulsionado e inconforme con los resultados actuales, resultados que prácticamente, se encuentran consumados.  

Si queda alguna lección de este proceso, es que el Consejo Nacional Electoral debe dar un cambio de 360 grados, esta institución tiene cero credibilidad, compite en cuestionamientos y denuncias de corrupción, con la Asamblea Nacional; es decir es una entidad en la que ya nadie cree y el desgaste de la misma cada vez es mayor.

El Ecuador no puede depender de un organismo tan cuestionado, se requiere de manera inmediata un cambio radical en esta entidad, nadie tiene confianza en el misma, y la opinión pública coincide en que, en sus manos, está en peligro la democracia. (O)