Mascarillas que son elaboradas por una costurera. M.S./La Gaceta

El Prelado insta a aquellas personas que saben coser a realizar mascarillas desde sus casas y donarlas a hospitales, policías, militares o alguna otra persona que lo requiera, esto ante la escasez de este producto.

“Hoy más que nunca necesitamos de esos dones y cualidades que el señor les ha regalado” expresó Monseñor Giovanni Paz, obispo de Latacunga.

Actualmente para prevenir el contagio del Covid-19 la mascarilla se ha convertido en algo esencial para las personas y al estar escaso en las diferentes farmacias de la ciudad y país entero. La máxima autoridad de la Diócesis de Latacunga recomendó a la población elaborar este producto.

“Cuando hacemos un tapaboca de tela que disponemos en casa nos ayudará a protegernos y además lavarla, de tal manera que estamos cuidando el medio ambiente”, detalló.

Al mismo tiempo hizo un llamado a la gente que sabe coser. “Si hacen mascarillas y las ofrecen al hospital, policías, militares o al vecino que no tiene, les agradecerán”, insistió.  

Él no pidió comprar telas, sino que usen en cada uno de sus talleres o en las viviendas el material que pueda ser útil ante esta necesidad que vive el país. “Y ojalá seamos capaces de hacer mucho para llegar a otros y poder ayudar, por favor”.

Además, consideró el Obispo que hoy en día el coronavirus “nos sigue enseñando que a través de nuestras manos y creatividad, podemos hacer mucho por el bien común”.(I)