Se habla de que se iniciará el cobro de las garantías por el retraso en las obras del nuevo paso elevado que se realiza al norte de la ciudad, trabajos que se debieron entregar en abril. Se dice que ahora mismo el proyecto tiene un avance del 92 % y se entregará en este mes de mayo, una de las pocas obras de esta administración que seguramente no servirá de mucho, si no se hacen los trabajos complementarios como la ampliación de la avenida Eloy Alfaro, hasta el Maltería Plaza.
Se dice que estos trabajos estarán a cargo del Ministerio de Obras Públicas, pues según la percepción que tenemos, existe mucho retraso también en esta obra complementaria, a estas alturas se debió haber, por lo menos, igualado el camino y se tendría que estar a punto de mandar la capa asfáltica, para ponerla a la par con la carretera.
Pero nada de esto se ha realizado todavía, lo que significa que esta obra difícilmente se podrá entregar completa en el mes de mayo, como es la aspiración del burgomaestre.
Ya se está hablando de la entrada sur de la ciudad, pero con la lentitud que funcionan las cosas en esta gestión, seguramente sólo alcanzará colocar la primera piedra y nada más.
Y es que la verdad, da desesperación que no exista un Concejo municipal que se encargue de auditar y dar seguimiento a los trabajos, no existen obras, como para poner de pretexto, que no hay tiempo de hacer un seguimiento a lo poco que se ha conseguido.
Sin duda que el Concejo termina su periodo, con una de las imágenes más desgastadas de las últimas administraciones. Se señala que ha destacado por su inoperancia y complicidad con varios ilícitos que se han denunciado, una absoluta falta de gestión y voluntad para que esta tierra progrese, únicamente han reinado los intereses particulares y mucha ambición, nada más. (O)