Vías intervenidas causan malestar en la ciudadanía. FOTO N.CH. LA GACETA

El cierre de las vías al ingreso norte y sur al centro de la ciudad afecta al tránsito vehicular y la economía de los comercios.

En el centro de Latacunga se realizan varias obras a la vez, las mismas que según muchos ciudadanos han sido calificadas como trabajos de última hora, al apuro y parches para buscar una reelección por parte del alcalde, Patricio Sánchez.

En la ciudad se están interviniendo varias obras como, la avenida Atahualpa, que estuvo prevista para tres meses y ya sobrepasa el medio año; viaducto El Molinero en San Felipe, que también tiene varios meses de retraso, ahora se ha levantado el asfalto de las calles General Proaño, Luis de Anda, donde se han cerrado varios tramos de ingreso al centro de la ciudad.

A eso se suman los trabajos de regeneración del parque de la Réplicas y San Francisco, donde se invierten grandes montos de dinero, hecho que no ha sido bien visto por los ciudadanos que han sido entrevistados. Además del cierre en la avenida Cristóbal Cepeda para la construcción de una pared del cementerio.

Para Aníbal Gutiérrez, taxista latacungueño, es lo peor que le está sucediendo a Latacunga, porque son obras al apuro que afectan a la economía de la ciudad y que además teniendo cuatro años que, no han habido obras, ahora se las inicia para buscar el apoyo ciudadano a una reelección.

“Mire cuánto nos perjudica a nosotros, del transporte público por las grandes congestiones que se producen en al querer ingresar o salir del centro de la ciudad al norte y al sur, cuántos negocios afectados porque no ha habido una verdadera planificación de obras” dijo Gutiérrez.

Mientras tanto, Sonia Ortiz, indicó que es una pena ver como se están haciendo las obras al apuro y que sí es verdad las obras causan inconvenientes y que tal vez mañana sirvan a la ciudadanía, pero no se las puede hacer al apuro sólo por interés político.

Explicó que la falta de planificación al contrario de ayudar perjudica y retrasa el desarrollo de la ciudad, porque todas las vías cerradas nadie quiere venir a Latacunga e incluso a veces los taxis quieren cobrar más por el caos que tienen que pasar.

Los ciudadanos expresaron que no es como ha dicho el Alcalde en los medios de comunicación que las obras se ejecutan con rapidez, porque hay obras de tres meses ya van a llegar a un año y los del viaducto El Molinero ha causado más de un dolor de cabeza.

Bolívar Beltrán, mostró su preocupación porque no ha habido nada ni nadie que le haga entender al Alcalde que las obras se debían hacer paulatinamente y no cerrando toda la ciudad; que pese a no ser nacido en esta ciudad si le da mucha preocupación por el tipo de administradores.

Los habitantes pidieron al Alcalde que reflexione y no piense sólo en su interés personal por conseguir un voto, sino en los latacungueños que en definitiva están afectados, porque no saben hasta cuándo se terminarán estas obras. Aspiran que no se quede a medio construir o espere llegar nuevamente a la alcaldía para culminar los trabajos. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × 4 =