Hablar de que alguna vez Pangua pueda soñar con tener una carretera de primera categoría, es hablar de que primero llegará el hombre a Marte, antes de que se plasme este sueño de toda la vida de los cotopaxenses.
Mientras aquí, en esta tierra de nadie, de gente absolutamente improvisada, vemos esta obra como algo imposible, nuestros vecinos de Tungurahua que nada tienen que ver con el tema, ya mismo llegan al Corazón con una carretera de primer orden.
Todos los 10 de Agosto la gente de El Corazón organiza un ciclopaseo, que es un retorno simbólico hacia su tierra, el mismo que cada año ha salido de la parte de Apahua o más abajo, pero ahora por las malas circunstancias de la vía, nos cuentan que están seriamente pensando en hacerlo  por la vía Ambato-Aguaján-Pasa-Facundo Vela, esta es la realidad de hacia donde se está encaminando nuestra verdadera riqueza, más preocupados de la vialidad de nuestra provincia se encuentran nuestros vecinos que nosotros. Seguramente es por eso que algunos representantes de esta tierra inclusive invierten también su riqueza en algunas industrias de Tungurahua, posiblemente es porque desconfían de su capacidad y ven que mejor horizonte hay en la provincia vecina.
Es una verdadera vergüenza esa incapacidad y conformismo de nuestros administradores, una absoluta falta de autogestión, en medio de un temerario quemeimportismo que no hace otra cosa que reflejar lo improvisados que somos.
Mientras no cambie nuestra forma de pensar, pero sobre todo, mientras no elijamos gente capaz en esta provincia, jamás veremos la luz del progreso y el cambio.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − dos =