Es una realidad que la crisis sanitaria ha cambiado en orden de prioridades en el uso de fondos en la administración pública. Muchos recursos, antes orientados a obras ahora deben utilizarse para combatir la pandemia. 

Sin embargo, hay obras de interés común que desde antes del coronavirus ya contaban con financiación, obras que habían sido postergadas por las administraciones de turno; pero que no pueden serlo por más tiempo.

Nos referimos al Plan Maestro de Alcantarillado y al Camal Municipal. Qué pasó con estoy proyectos prioritarios, y que según decían los voceros municipales, estaban por iniciar.

Varios técnicos y profesionales ya lo han manifestado, el sistema de alcantarillado de Latacunga está por colapsar. Las fuertes lluvias son una amenaza al obsoleto sistema que en cualquier podría romperse y causar enormes molestias, especialmente en el centro de la urbe.

Sería bueno que el Concejo tome cartas en el asunto, las cosas como están son insostenibles.(O)