Durante el control realizado en Belisario Quevedo.

Los operativos de control se ejecutaron en el sector urbano y rural de Latacunga, donde identificaron a personas que no utilizan mascarilla y pese a eso se reúnen a realizar deporte, no cumplen con el distanciamiento social, razón por la cual ya no socializarán sino sancionarán.

El fin de semana identificaron que existen lugares donde hay canchas de vóley ahí la gente se reunió sin importar que podría contagiarse de Covid-19, entre los lugares de mayor desobediencia social se encuentran El Salto, Lasso, San Felipe, y en el sector rural son Toacaso, Pastocalle y Belisario Quevedo.

Juan Acuña, comisario Nacional de Latacunga, manifestó que, dando cumplimiento a los operativos conjuntos con Fuerzas Armadas, Policía Nacional, Municipio de Latacunga, Intendencia y Comisaría Nacional de Latacunga, donde según los datos de la Gobernación de Cotopaxi se registran 86 carros retenidos por varias razones, 28 personas citadas por no uso de mascarilla, el decomiso de 56 litros de bebidas de moderación y el decomiso de 16 kilos de productos caducados.

Dijo que a pesar de que han socializado que no está permitido practicar deporte porque no se pueden registrar aglomeraciones de más de 25 personas, los ciudadanos hacen caso omiso, razón por la cual han decomisado las tres redes de vóley, esto se registró el domingo en la tarde en Belisario Quevedo y las Bethlemitas.

De los 56 litros de bebidas de moderación se encuentra el decomiso de 28 litros de licor artesanal que era expendido en diferentes lugares. Desde el 15 de junio hasta la fecha se registra la sanción a 50 personas por no utilizar la mascarilla.

“Si nosotros queremos detener la pandemia, la única manera es que la gente entienda que debe guardar el distanciamiento social, usar la mascarilla obligatoriamente y debe respetar el toque de queda” aseveró Acuña.

Indicó que en el sector rural tienen la mayor cantidad de problemas, incluso habrían identificado que por ser “amigos de las autoridades parroquiales” no realicen el trabajo, por lo que pedirá que les llamen la atención o dependiendo de la gravedad del caso podrían hasta ser removidos de sus puestos. (I)