Moradores del sector San Martín. Foto: W.C./La Gaceta

El director de agua potable hizo el llamado a la sensibilidad de la gente del sector de San Martín que se opone al proyecto para que permita ejecutar los trabajos que benefician a la ciudad de Latacunga, recordó que la oposición a la obra podría llevar a que el contratista rescinda el contrato generando pérdidas al municipio y acciones jurídicas.

Hoy estuvo previsto reiniciar los trabajos de cambio de tubería de agua potable entre Illigua_Gualundún, ubicado en la parte nororiental de Latacunga por parte del contratista responsable de los trabajos, quien meses atrás recibió el anticipo y adquirió los materiales (tubería) a ser utilizados en la obra, sin embargo la presencia de moradores del sector impidió avanzar con las labores previstas, al sitio llegó personal policial para evitar cualquier problema.

El director de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio, Germán Villacís, dijo que la planificación establecida era reiniciar los trabajos del proyecto y para ello se solicitó el apoyo policial, una vez más el funcionario recalcó la importancia de la obra del cambio de tubería no solamente para el sector de San Martín sino para la ciudad de Latacunga, ya que los más de 200 litros por segundo actualmente abastece de líquido vital al 60% de la población.

Aclaró que el objetivo de la obra no es quitar el líquido vital como lo mal informaron algunas personas del sector, sino mejorar el servicio; habló Villacís que las autoridades municipales continuarán conversando con la gente y que la misma comprenda que la obra busca garantizar el servicio de líquido vital.

Manifestó que los actuales tubos (siete) que conducen el agua a diferentes sitios de la ciudad están en pésimas condiciones en razón de los años que tienen, y que dicho material ha cumplido su vida útil por ello es urgente realizar la obra y evitar un colapso de la tubería dejando sin agua a más de la mitad de la población.

Dijo que el contratista responsable de la obra está preocupado en razón que sigue pasando el tiempo y no puede avanzar con los trabajos producto de la oposición de la gente del sector, aquello podría llevar inclusive a que el contratista tome la decisión de rescindir el contrato y todo el material adquirido deje a cargo del municipio, generando problemas jurídicos al GAD Municipal de Latacunga.

Villacís comentó que actualmente desde el sector de Illigua salen siete tubos que conducen el agua a varios sectores de la urbe, en este marco a través de la nueva tubería buscan tener una sola línea de conducción desde Illigua hasta el tanque de almacenamiento de Gualundún y desde allí distribuir el líquido vital a varios sitios y mejorar la presión del agua a cada uno de los hogares. Recordó que el plazo establecido en el contrato para entregar la obra por parte del responsable es de seis meses, por lo tanto aspiran que la obra pueda realizarse por lo que llamó a la sensibilidad de la población.(I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 4 =