El Gobernador de Cotopaxi ha hecho un pedido espacial a los municipios de los cantones provinciales, en especial al de Latacunga. Exhortación que no ha tenido eco en las autoridades municipales de los GAD.

En este contexto parecería que las autoridades municipales viven un vida paralela a la de la población, cómo es posible que no sea prioridad de sus agendas el tratamiento decisivo de normas claras para coadyuvar a mejorar la seguridad ciudadana.

Sorprende la agilidad para tratar ciertos temas y éste que es el tratamiento de una ordenanza de seguridad, herramienta vital para normar ciertas actividades que se imponen sin control en barrios específicos ante la frustración de los vecinos y del comercio en general. La situación de inseguridad y violencia que se extiende peligrosamente por todos los cantones, impone una respuesta certera por parte de las autoridades, señores no están dentro del cuento del país de las maravillas, salgan a la realidad, dense cuenta de la enorme responsabilidad que tienen en sus manos. No se puede esperar más. (O)