En el asilo de ancianos con algunos adultos mayores se practica el origami como terapia. (foto cortesía)

Muchas bondades brinda adentrarse en el mundo del origami, como: reducir el estrés, fomentar la memoria, creatividad entre otros.

No es necesario emplear tijeras ni pegamento. La clave está en tener paciencia.  

Hoy en día es necesario practicar el origami, ya que contribuyen grandes beneficios para la persona, esta técnica de origen japonés ayuda en la motricidad fina, también en el desempeño de las actividades de la vida diaria, tanto en los adultos como en los niños estimula la concentración y trata dolencias como el artritis y depresión.  

Tania Rodríguez, se encarga de la terapia ocupacional en el asilo de ancianos, explicó que al ejercer esta actividad en el adulto mayor se estimula la memoria porque debe estar pendiente de los dobles que tiene que ir haciendo, además aprende a seguir instrucciones y tiene una coordinación entre la mano y el ojo, de igual forma fomenta la imaginación, asimismo al mirar las figuras o encontrar la similitud de un animalito en un papel de origami para ellos es satisfactorio y se sienten contentos al ver todo lo que pueden hacer con las manos, añadió.

Según la historia su origen proviene de China y las primeras figuras de origami se remontan al período Heian (794-1185). El siglo VI traspasó las fronteras y llegó a Japón. En sus inicios sólo estaba reservado a las clases altas ya que el papel era escaso. Origami significa “doblar papel”. Y los entendidos lo definen como el arte de hacer objetos mediante el uso de hojas de papel.

Entre los fanáticos de esta actividad están: el poeta británico Percy Shelley (1972-1822), el autor de “Alicia en el país de las maravillas”, Lewis Carroll (Inglaterra, 1832-1898), entre otros.

Rodríguez, indicó que existen figuras desde básicas hasta las más complejas y al igual que para los adultos también tienen grandes bondades para los niños, por ejemplo, para los más pequeños puede fomentar las habilidades en la escritura asimismo la paciencia, la imaginación y activación del cerebro.

Para quienes aún no sepan cómo adentrarse a la magia del papel en internet existe varios tutoriales para aprender paso a paso,  como manualidades play que entrega cursos gratis https://manualidadesplay.com/ninos/origami-facil-animales/ o el portal sapos y princesas https://saposyprincesas.elmundo.es/ocio-en-casa/manualidades-para-ninos/manualidades-faciles-animales-origami/. Solo es cuestión de seguir las instrucciones y tener entereza y dedicación para poder hacerlo, sugirió Rodríguez.

La profesional recomendó a los padres de familia compartir en casa actividades lúdicas (juegos) con los seres queridos, hoy es la oportunidad “antes por el trabajo no sucedía y era algo básico”, dijo que es necesario no solo que participe un integrante sino que interactúe toda la familia.

Javier López, es un joven de 17 años, a quien desde niño le fomentaron esta actividad, ahora se considera un experto y puede realizar cualquier figura que le pidan. “Es un hobby para mí y cuando estoy triste o aburrido hago muchas figuras”. También dijo que utiliza el papel reciclado así ayuda al medio ambiente. (I)