No podemos dejar de señalar que nuestro país –penosamente- se encuentra inmerso en la red internacional de narcotráfico; igualmente, – es lamentable, que la causa principal para que esto haya sucedido, corresponde a la negligencia, desidia, omisión, errores, yerros y falencias cometidos en la década anterior por parte de quienes gobernaron en el Ecuador.
Llegamos a esta situación porque los “revolucionarios” de la década desperdiciada no valoraron en su verdadera dimensión el problema, se desarticuló a la fuerza pública: Fuerzas Armadas y Policía Nacional; pero, fundamentalmente, se eliminó la Inteligencia de Estado a cargo de las Fuerzas Armadas, soporte básico para un país. Se creó una Agencia de Inteligencia –SENAIN- para perseguir a opositores políticos y vigilar a quienes determinaba el ejecutivo…en otras palabras, se la ideó para perseguir a instituciones y ciudadanos.
Los resultados obtenidos -penosos por cierto- son que el Ecuador ha pasado a ser parte de la denominada plataforma Internacional del Narcotráfico. Los hechos acaecidos en la frontera con Colombia (frontera Norte) evidencian la presencia de grupos armados que forman parte de la narco guerrilla (grupos irregulares financiados por los carteles internacionales de la droga), todo esto se preveía va a suceder desde el momento en que se hizo público por parte del gobierno colombiano del “Plan Colombia”, se decía con énfasis que tendrá repercusiones en el Ecuador, por consiguiente, debíamos prepararnos haciendo seguimiento y control permanente a dicho plan.
La desviación de la Inteligencia de Estado -Militar y Policial-, facilitó el accionar de los actores del peor delito internacional- el narcotráfico-, esta visión tiene sustento ahora que se han dado estos resultados negativos para los ecuatorianos. Sucede que nuestros puertos ubicados en las provincias de: Esmeraldas, Manabí, Guayas y El Oro, facilitarían la exportación (traslado) de la droga a países como México, Estados Unidos y Europa, sumado esto a que nuestra moneda de transacción es el Dólar Americano (Economía Dolarizada), lo que abriría la puerta al lavado de dinero ilícito. Por ello, nuestra preocupación al saber que estamos inmersos en el mapa internacional del narco-delito, hecho que demanda la acción urgente y responsable del Estado ecuatoriano, por ello la necesidad de control, vigilancia y por supuesto, la definición de una política gubernamental para combatir este verdadero cáncer social que carcome a la sociedad.
En los últimos acontecimientos dolorosos que han costado valiosas vidas humanas de militares y civiles, se establecieron notorias interferencias en las áreas de responsabilidad de los Ministerios de la Defensa Nacional, del Interior y Policía y mucho más lamentable del de Relaciones Exteriores, lo que ratifica que no estuvimos preparados y las razones expuestas en el presente documento de opinión están convalidadas con los hechos atroces ocurridos en la frontera norte. Corresponde al nuevo Ministro de la Defensa Nacional liderar la geopolítica de inteligencia de Estado sobre el narcodelito… ha comenzado bien el nuevo titular de esa Cartera de Estado.
Las fuerzas Armadas tienen una misión constitucional operan conjuntamente entre las tres ramas que la integran: Terrestre; Aérea y Marítima, minimizando posibles interferencias, responden a una planificación profesionalmente realizada. La Policía Nacional como fuerza de apoyo tiene misiones y tareas relacionadas con el mantenimiento del orden público interno y aquellas que el mando militar -con el señor Presidente de la República a la cabeza-, podría asignarlas dada la situación existente, la descoordinación puede traer consecuencias fatales entre las propias fuerzas militares y de apoyo y una mayor para el país.
Usted, señor Presidente Constitucional de la República Lenin Moreno Garcés, está por cumplir un año de funciones, ha realizado cosas importantes: una Consulta Popular y Referendo, nos ha dicho la verdadera situación económica del país, conformó el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio con amplias facultades constitucionales para perseguir la corrupción, nos ha permitido ver la realidad del paso del “correismo” durante 10 años de nuestra historia patria, desnudo un Estado de Propaganda institucionalizado en el País, ha designado a varios Ministros de fuera del grupo de la década perdida (Finanzas-Defensa Nacional), no podemos decir lo mismo en el caso del Ministerio del Interior (Gobierno) o de la permanencia de la titular de la Cancillería, hace esfuerzos por devolver la institucionalidad al país, a las Fuerzas Armadas, a la Policía Nacional y a las instituciones que en conjunto están inmersas en la seguridad y el desarrollo nacionales. Solicitó la renuncia a todo su gabinete y a quienes dirigen Instituciones autónomas descentralizadas. Dentro de este contexto, señor Presidente, aproveche la coyuntura, entregando un Gabinete Ministerial técnico, probo, honorable, competente esta es una de las mayores inquietudes que tenemos en este primer aniversario de su gestión.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez + siete =