Padre Pedro Casa, vicario de la Diócesis de Latacunga.

Con preocupación mira, el Vicario de la Diócesis de Latacunga, el paso del tiempo y que los trabajos de intervención de la iglesia madre de la ciudad no hayan podido iniciarse, a pesar de que existe un presupuesto de 180 000 dólares aprobados en la administración municipal anterior.

El padre Pedro Casa, vicario de la Diócesis de Latacunga, expresó su preocupación en razón que las fisuras a nivel estructural existentes en las bóvedas de la iglesia a medida que pasa el tiempo van aumentando los daños dentro de La Catedral.

Las fisuras están presentes en las tres naves, la central y las laterales, a ello se suma el aumento de la humedad, por lo que cual la pintura se está reventando y dañándose, por ello existe preocupación entre los representantes de la iglesia y piden al Alcalde la ejecución de los trabajos de intervención en el templo.

El presupuesto designado por el Municipio para los indicados trabajos, comprende de 180 mil dólares y no podrá ser utilizado o movido a otros trabajos; pero adicionalmente existe el compromiso de la autoridad municipal de ubicar un presupuesto adjunto para complementar otras obras, y esperan que se ejecute.

Casa, indicó que llevan gestionando los trabajos en La Catedral, ante el municipio desde hace tres años y hasta la fecha no han podido iniciar las obras, por ello están coordinando para acompañados de una comisión integrada por feligreses de la parroquia, padres de familia de la catequesis, ciudadanía, acudir a conversar con el Alcalde y plantear se agilite el proceso para  el inicio de los trabajos.

La preocupación creció entre los representantes de la Diócesis de Latacunga, ante la noticia que se daría por terminado el contrato firmado meses atrás y que el inicio del proceso de nuevo tomaría aproximadamente seis meses.

Dentro de la iglesia La Catedral, existen otros trabajos por realizar como el arreglo de las bancas, mejorar el piso que se está destruyendo, arreglos de la Capilla del Santísimo que es visitada todos los días por los latacungueños, la ubicación del confesionario para atender todos los días a la gente que desea confesarse, arreglo del templete, reubicar la campaña que se encuentra en la puerta de iglesia.

Otras de las prioridades y necesidades urgentes a ejecutar es la ampliación de la acera de la calle General Maldonado entre la Quito y Sánchez de Orellana, donde la intención es semipeatonizar, en razón que actualmente La Catedral no cuenta con un espacio para la gente que sale del templo, sino que se encuentra directamente con la calle y el paso de los vehículos, por ello, la obra de ampliar la vereda permitirá dar seguridad a las personas que salen de la iglesia. (I)