Padres de familia en el patio de la institución pedían información a los funcionarios para obtener un cupo en vista de que no alcanzaron a los tickets.

En la Unidad Educativa Luis Fernando Ruiz, varios padres de familia se acercaron a inscribir a sus hijos en inicial, algunos madrugaron para conseguir un turno, puesto que hubo 230 tickets.  

A días de iniciar el nuevo periodo académico varios padres de familia o representantes aún no tiene un centro educativo para sus hijos.

A las 08:00 de ayer llegó María Toapanta, a quien le entregaron el turno 176 para ser atendida, se acercó para inscribir a su hija en inicial para la Escuela Quito en el Chasqui.

Además, tiene un joven que se retiró del Ramón Barba Naranjo, pero el 5 de agosto se acercó para pedir un cupo “me dijeron que venga el 14 y ahora que venimos me dicen que ya se acabaron las inscripciones y nuevamente me dicen que tengo que esperar, expresó con preocupación.  

Su petición fue para las autoridades educativas en el sentido de que se agilite el trámite en el sistema, “somos varias personas que trabajamos y no tenemos mucho tiempo para estar en las gestiones”, reveló.

Similar proceso realizar Blanca Aimacaña, a quien le tocó el turno 171 y llegó a las 08:00, ella se acercó a matricular en inicial a su hija de cuatro años en la Unidad Educativa 11 de Noviembre o al Ramón Barba Naranjo,  no obstante el proceso le resultó demorado.

Recordó que hace tres semanas atrás inscribió a su hijo en octavo de básica en el Ramón Barba Naranjo en vista de que estudia ahí su hija mayor; pero le entregaron un cupo para el Trajano Naranjo “en ese momento me atendieron rápido, ahora si se están demorando”, expresó.

En el patio de la Unidad Luis Fernando Ruiz, ayer varios padres de familia se concentraron y un funcionario que daba indicaciones dijo que el 9 de septiembre será el trámite para el cambio de domicilio, vulnerabilidad o reagrupación de hermanos, esto a través de un oficio dirigido al Director del Distrito Educativo.

Comunicó que hubo 230 tickets y no se atenderá a nadie más, hasta el día de hoy a partir de las 07:00 y recomendó no madrugar y no asistir con niños.

Los padres de familia deberán acercarse con las copias de cédula del papá, mamá o representante legal, copia de cédula del estudiante, cartilla de luz y en el caso de no tener casa propia el contrato de arrendamiento y si el estudiante llega de otra institución debe llevar el boletín de calificaciones, en el caso de que haya perdido el año o se haya retirado debe regularizarse en la institución que concurría.

Luis Chillagana, presidente de la UNE en Cotopaxi, hizo el llamado como organización a las autoridades nacionales “este sistema no está funcionando porque los padres de familia tienen el pleno derecho de poder ingresar a sus estudiantes a las instituciones educativas que deseen”, expresó.

Existe inconformidades porque hay niños que están separados de sus hermanos en diferentes instituciones educativas, niños que a pesar de vivir en el centro de la ciudad tienen cupo en Belisario Quevedo, añadió.

Según dijo que varios padres se han acercado a las instalaciones de la Unión Nacional de Educadores a que les puedan ayudar “lamentablemente nosotros no tenemos nada que ver en eso, pero damos nuestra voz de protesta”.  

También el llamado que hizo fue para que exista la inversión necesaria y las instituciones educativas tengan la creación de paralelos de acuerdo a las necesidades. “Con el sistema el padre de familia debe madrugar para buscar un cupo; se espera que el 9 de septiembre se pueda dar una respuesta acorde a la necesidad de los padres de familia”, finalizó.

Asimismo, comentó Carmen Catota, madre de familia, que tenía el turno 232, ella por tercera ocasión asiste a la sede. “Me llamaron para el 27 de julio, luego para el 10 de agosto y finalmente para el 14 de agosto”, solicita un cupo para su hijo en inicial en la Unidad Educativa de Toacaso.

De igual forma expresó que se agiliten los procesos ya que ayer hasta medio día no salía de su trámite.  (I)