Fabricio Garzón, presidente de la Cámara de Comercio.

El sector comercial señala que no debería subir el salario básico del trabajador para el 2020, por la contracción económica del país; mientras tanto el dirigente de los trabajadores de la provincia habla de una propuesta de un incremento de entre 80 y 90 dólares.

Fabricio Garzón, presidente de la Cámara de Comercio de Latacunga, dijo que el país, luego del problema de movilización, la economía vivió una contracción, actualmente existen muchos negocios que están en riesgo y otros luchando por mantenerse, frente a esta realidad por el momento no es dable pensar en un incremento al salario básico unificado para el 2020, hasta cuando todas las actividades económicas logren estabilizarse.

Garzón invitó para que el sector comercial, empresarial, productivo realicen un trabajo en equipo para salir del problema luego de la paralización del país, y tomar las mejores decisiones y los negocios puedan fortalecerse por ello solicitó paciencia y cordura a los trabajadores ante el pedido de incremento de los sueldos para el nuevo año.

Recordó que la paralización de octubre generó retrasos en los cobros de hasta un mes a los propietarios de los comercios, tuvieron que buscar los recursos para cumplir obligaciones con los bancos, SRI y empleados, esto generó problemas económicos difíciles al sector comercial, por ello hoy los comerciantes antes de pensar en un crecimiento están trabajando para mantenerse.

El Presidente de la Cámara de Comercio de Latacunga, dijo que el mes de diciembre para la mayoría de los comerciantes está considerado como el tiempo para mejorar las ventas y con base a ello poder establecer un pequeño colchón de ahorro y sortear el resto de meses del año, donde las ventas son bajas.

Trabajadores

Por su parte, el dirigente de los trabajadores de Cotopaxi, Mario Güilcamaigua, dijo que dentro de la clase trabajadora del país, existe expectativa y al mismo tiempo preocupación ante el incremento del salario básico unificado, apuntó que el incremento debería ser a base a la realidad que vive el país, donde la canasta básica está sobre los 700 dólares y poder tener una vida digna.

El Dirigente, apuntó que sobre un análisis realizado por la clase trabajadora del país, el incremento del salario básico unificado para el 2020 debería ser del 25% es decir entre 80 y 90 dólares, en función de las necesidades de los empleados. Asimismo, rechazó el planteamiento de la Central Unitaria de Trabajadores que viene conversando con el Gobierno y plantean un incremento de 15 dólares.

El dirigente, señaló que si el Gobierno Nacional no acoge el planteamiento de los trabajadores no descartan irse a movilizaciones el próximo año. (I)