Indígenas protestan en el sector de Panzaleo y bloquean la vía E-35. FOTO N.G. LA GACETA

Varios enfrentamientos se registraron entre la Policía Nacional y los manifestantes.

A las cero horas de este lunes 28 de enero, los dirigentes indígenas y comuneros del cantón Salcedo se reunieron en la Casa Campesina, para organizarse y caminar con dirección al sur de la ciudad de San Miguel para iniciar las Jornadas de Resistencia en rechazo a las medidas económicas, así como la privatización de los sectores estratégicos del país, entre otros planteamientos de los dirigentes.

Por la av. Jaime Mata, que conduce a la ciudad de Ambato, bajó la marcha indígena desde el centro de San Miguel; Leonidas Iza, presidente del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi, señaló, “la protesta es una resolución de las organizaciones indígenas, lo que estamos pidiendo es que se dé respuesta a los diálogos mantenidos entre los indígenas de Cotopaxi y los representantes del Gobierno, se ha hablado sobre el precio de la leche, se ha pedido la regulación al uso del suero, pero hasta el momento no se ha dado respuesta alguna por parte de las autoridades, solo ha quedado en los diálogos”.

Otro de los factores que llevó a los indígenas a las calles a protestar son las últimas medidas económicas implementadas por el Gobierno Nacional, “ha subido el precio de la gasolina extra, los carritos que tienen los compañeros en el campo se llenaban con 13 o 15 dólares, ahora se llenan con 20 dólares o más, los compañeros en el campo bajan los productos a la ciudad, el traslado se incrementa por el valor de la gasolina, pero los precios de los productos están bajos, además seguimos esperando una respuesta de las autoridades sobre el transporte comunitario; no estamos en contra de los compañeros que trabajan de manera legal, lo que pedimos es que se regule el transporte de los compañeros de las comunidades, en el sector rural es el único medio de transporte, allá no llegan las cooperativas”.

En el sector de Chipoaló el gobernador de Cotopaxi, Juan Paúl Pacheco, dialogó con ellos y buscó un acuerdo para que la manifestación se lleve de manera pacífica sin afectar la libre circulación de la ciudadanía en general; “no podemos impedir la libre circulación, todos necesitan trasladarse a sus trabajos y a estudiar”; invitó al diálogo a los dirigentes para buscar un acuerdo, pero Leonidas Iza indicó que están cansados de los diálogos, “es hora de tener una respuesta, no seguir en diálogos y más diálogos, vengan con propuestas concretas, los temas están planteados en la mesa de diálogos desde varios meses atrás”.

Los indígenas tomaron la decisión de avanzar al sector de Panzaleo, por lo cual forcejearon con los uniformados, generando a las 3:00 un primer roce entre las partes; la Policía Nacional empleó la fuerza para dispersar a los manifestantes, por ello lanzaron bombas lacrimógenas, los indígenas se dispersaron, pero avanzaron al sector de Panzaleo; entre los rezagados, un grupo de personas atendía a  Nancy Chagoluiza, afectada por el gas; “estábamos parados y cerca de nosotros cayeron las bombas, la vecina me cogió del brazo y me ayudó a salir, el gas me afectó de lleno”.    

En el desvío de ingreso a Salcedo desde la Panamericana E-35, los indígenas bloquearon la vía, avanzando al sector de Panzaleo, los manifestantes bloquearon la vía con llantas, piedras, ramas y palos, mientras tanto la Policía Nacional dialogaba para que varios vehículos pasen, en ocasiones los vehículos lograban pasar, luego los indígenas se agrupaban para volver a bloquear la vía; en el transcurso de la mañana en el sector de Panzaleo se registraron varios enfrentamientos entre la Policía Nacional y los manifestantes. Marco Villegas, comandante de la zona 3, informó que hasta el mediodía un manifestante fue detenido y un policía resultó herido.

Los transportistas que cruzaban Salcedo se vieron en la necesidad de tomar vías alternas, otro esperaban que la Policía Nacional despeje momentáneamente para avanzar; a Fabián Yánez, transportista de un bus interprovincial, le tomó por sorpresa la manifestación, su destino era Ambato, por ello buscó una vía alterna; “estamos llegando de Tulcán, no sabíamos que había paro”; de igual manera Jaime Yausen hizo trasbordo para poder llegar a su trabajo, “vengo de la ciudad de Riobamba y tengo que llegar a la ciudad de Quito a mi trabajo”.

La jornada se desarrolló en medio de enfrentamientos entre los indígenas y miembros de la Policía Nacional, en el transcurso del día llegaron varios comuneros del sector rural a respaldar la manifestación la Policía Nacional y los militares precautelaban la seguridad de los ciudadanos y trasportistas que circulaban por el lugar; según los dirigentes indígenas, las acciones territoriales se desarrollan en el marco de las jornadas de resistencia en rechazo a las medidas económicas, según su cronograma las manifestaciones serán hasta el 30 de enero. (I)