Viernes 10 de abril del 2020 del año del Señor

Viacrucis

Penitencia y recogimiento en viernes Santo, momento de “desembuchar” toditos los pecados de carne y pensamiento que tenemos represados; el “Rajuel” con látigo en la mano se encontrará flagelándose la lengua y postrado de rodillas, Señor de rodillas clamando: “… por mi culpa, por mi morrocotuda culpa disculpe Diosito de haber -metido el dedo- a todo el pueblo ecuatoriano,  poniéndole al Lenin de Presidente, mi desacertada maniobra me ha dejado con los calzoncillos abajo, al descubierto mis miserias, hoy conocen todos que soy un cleptómano (factores de riesgo con antecedentes familiares y otros trastornos del control de impulsos), -mi diagnóstico de psiquiatría-, ¡ha!, de ahí viene la mañosería del “Rajuel”. Sigue Mefistófeles suplicando indulgencia con todo el corazón ardiente, su mente lúcida y sus manos llenas de boñiga: por egoísta eliminé instituciones de salud y sus recursos al presente servirían para enfrentar esta emergencia sanitaria, -llora tal si fuera cocodrilo- al seguir develando sus defectos, sacar por la fuerza pública a más de 813 profesionales de la salud, de entregar obras mal construidas con sobreprecios y vuelto (cohecho) para las campañas políticas de su secta, por perseguir a los oponentes políticos, por burlarme sarcásticamente con mi risa de hiena de mis enemigos todos los sábados, por guardar el “cushqui” mal habido en paraísos fiscales, por haber -metido la mano- a la señora Justicia hasta la enaguas mismas, poniendo jueces obedientes a mi capricho para que fallen a favor de la Revolución Ciudadana. Diosito te responderá: ¡ni cagando!, aclaro la expresión; “si bien parece que su significado tuviera que ver con la acción de defecar, paradójicamente es lo último que podría significar. Según explica Segundo Gualotuña y Caucara, Maestro de la Lengua Perdida y también Maestro Mecánico, dice que este aforismo significa “No lo creo, pienso que exageras”, además se ajusta con: “nos crees pendejo huevón”.

¡Guayas se disparó!, no con una arma de fuego, sino que subió el coronavirus,  el 9 de abril con 3.384 casos confirmados; el 10 de abril 5.281 casos confirmados y 608 fallecidos, este es un viernes negro para la Patria, pues se complementa con la rotura de los oleoductos ocurrido el martes 7 de febrero, demostrando el poder de la naturaleza en la cascada de San Rafael (qué malos son los “rajueles”), contaminado con el petróleo bastas poblaciones del Oriente, que piden prevención, más las autoridades se han concentrado en Guayaquil y no hay quien socorra, -tras palos cuernos-, el ministro de Energía René Ortiz explicó que la reparación del SOTE tomará alrededor de tres semanas, el OCP un mes.

Sábado 11 de abril del 2020 del año del Señor

¡Qué noticias se recogen!, la televisión Española difunde la catástrofe con respecto a Guayaquil, cadáveres botados junto al río Guayas, esto alarma más a la población. Me comunico con un estimado amigo guayaco averiguando la arremetida del covid-19, acongojado  comenta lo sucedido, entre lágrimas dice que la ciudad “huele a muerto”. Este suceso desdichado quiebra a la nación, pues comparado la cifra de infectados vs. los fallecimientos se tienen un 22,5% de muertos más. De corazón me brota: “Estamos contigo y fuerzas Guayaquil”.

Se sigue hablando de los amores políticos –bajos- de Correa y Nebot, nadie en su entero juicio podría haber soltado semejante ladrillazo, que se dé un golpe de Estado y se encargue el poder al Chino.

A esta fecha los burócratas no han cobrado su mensualidad del mes de marzo, más el 24 de marzo el Gobierno canceló 325 millones a pocos tenedores de bonos de deuda 2020, paradojas del destino.

Domingo 12 de abril del 2020 del año del Señor

“Qushi” Correa, sólo quejándose pasa refundido en su ático, cavilando cómo sacarle la “pinguirucha” al Lenin criollo, gasta tanta neurona que se está volviendo “chiflado”; por el quítame la paja le pone peros al Gobierno,”nadies” le mezquina la razón de la inutilidad de sus administradores, el “Rajuel” es el único culpable de haber ubicado a su pupilo en el sillón de Carondelet, y se cabrea de ganita porque anuncia Moreno la reducción de su sueldo, de sus ministros y funcionarios jerárquicos en un 50%, ¿esto le dolió hasta el alma?, pues su hermana Pierina beneficiaria de lo que le corresponde a su hermano como Presidente no recibirá el sueldo completo.

Hasta la próxima parada, dónde me deje el Tren Bala (O)