No digo… qué pasaba si Lasso ganaba las elecciones; porque ya lo dijo el señor Mangas: “nosotros perdimos tanto la primera como la segunda vuelta”, de ahí salen muchas dudas y preguntas; soltó la lengua y le costó el puestito. Bueno, eso ya pasó. Los voceros de Carondelet manifestaron que esa apreciación no correspondía al pensamiento del señor Presidente Lenín Moreno… y se acabó el asunto.
Ahora, sólo para dar gusto a la imaginación, podía suceder:
Si Lasso era el presidente, Glas no estaba preso, simple y llanamente porque el bloque de 74 Asambleístas de Alianza País, hubiera estado fuertemente unido, esa mayoría, hubiera impedido todo; además la actual Constitución sólo permite enjuiciar al Presidente o Vicepresidente cuando están en funciones, (Art. 129) no cuando ya hayan terminado su período; qué les parece la redacción de la Constitución de Correa hecha en Montecristi?; por eso era necesario en el actual caso, enviar la terna y nombrar a la Vicepresidenta, con lo cual ya no se puede enjuiciar políticamente al ex Vicepresidente; eso sólo corre para los Ministros, ellos pueden ser enjuiciados políticamente durante sus funciones y también un año después que las hayan finalizado. (Art. 131)
Entonces la Asamblea Nacional con mayoría (74 votos de Alianza Pais) con todas la comisiones presididas por integrantes de A.P, el señor Lasso hubiera estado maniatado sin poder tramitar ninguna Ley para cumplir con sus ofertas de campaña y peor enjuiciar a JG.
El CAL Consejo de Administración Legislativa, con mayoría de A.P, el señor Fiscal, la Corte Constitucional, la Corte Nacional de Justicia, hubieran actuado marcando el paso y con órdenes desde la Asamblea Nacional.
En el supuesto que el CASO ODEBRECHT, por la presión internacional y las confesiones de los altos funcionarios de la Empresa corrupta brasileña, llegaba a juicio en contra de JG y otros, la tesis de Eduardo Franco abogado del ex vicepresidente, de que “nunca se demostró con pruebas la culpa de su defendido,” con un Fiscal y la Corte Nacional en manos de una Asamblea totalmente correísta, don JG hubiera estado libre y feliz paseándose por su amada Guayaquil.
Pero, “como la mesa no estaba servida” fue el detonante para la confrontación, y hoy están: divididos, con una consulta para que el Lic Lenín pueda gobernar y con JG preso. LA PELEA SIRVIO PARA HACER JUSTICIA Y LA GENTE DICE YO VOTO 7 VECES SI.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × uno =