Los objetos cortopunzantes deben ser ubicados en frascos de vidrio, las  gasas, cabello,  algodones con sangre en fundas rojas y el desecho común en fundas negras. Estas disposiciones son parte de las normas sobre la gestión de desechos sanitarios y peligrosos, en la que trabaja Epagal. Su gerente indicó que en el caso de no hacerlo de manera adecuada, se convierte en un delito que está tipificado en el COIP  y dentro de la ordenanza se establece una multa de mil dólares.

El horario de recolección está disponible desde las 09:00 hasta las 19:00, para lo que una furgoneta con personal femenino, se encarga de hacerlo puerta a puerta y entregan un documento para que se evidencie de que todos los desechos,  están gestionados de buena manera, los mismos que son llevados hasta una celda de desechos para darles una disposición diferenciada.

Teresa Coronel, propietaria de una de las peluquerías ubicadas en el centro de la ciudad de Latacunga, manifestó que conoce cuál  es el proceso de clasificación de los desechos originados en este tipo de negocio. Explicó que los objetos cortopunzantes deben ser ubicados en unos frascos de vidrio, mientras que las  gasas, cabello, algodones con sangre en fundas rojas y el desecho común en fundas negras.

Al mismo tiempo, se refirió al rubro que deben pagar por los desechos, en este caso, la Asociación de Peluqueros quiere que se les disminuya la cantidad de 10 dólares  mensuales, “porque da lo mismo una funda pequeña que una grande”.

Diana Cañar, gerente de Epagal, manifestó que la empresa hace un año puso a disposición de la ciudadanía, el servicio de desechos hospitalarios, los mismos  que deben ser colocados en una funda roja, etiquetada con el  nombre de la peluquería y el RUC del responsable, así como la cantidad de kilogramos. El propietario debe acercarse a la empresa Epagal con un oficio, copia del RUC y una dirección de correo electrónico, para la facturación electrónica.

Recordó Cañar que el no hacerlo de manera adecuada, se convierte en un delito que está tipificado en el Código Orgánico  Integral Penal (COIP), en el caso de que ocurriera un accidente, tal como ya ha sucedido con el personal de limpieza o con las personas que reciclan. Incluso en la ordenanza municipal que se aprobó en el año 2010, está una multa de mil dólares a la peluquería o centro médico que no esté gestionando bien sus desechos sanitarios, es decir, que esté mezclando los desechos sanitarios con los comunes.

La tasa fijada por el anterior administrador municipal estuvo en 55 dólares en forma bimensual y a partir del mes de julio, en el Registro Oficial 644 esta tasa baja a 15 dólares para consultorios médicos y 10 para peluquerías  como base, además, cuando el local está a cinco kilómetros a la redonda del Municipio, el servicio de transporte no se cobra con recargo, pero si sobrepasa, debe cancelar 0,50  por kilómetro recorrido.

Milton Medina, coordinador zonal 3 de la Agencia Nacional  de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), indicó que dentro de sus competencias, está la capacitación a los propietarios de las peluquerías, sobre el manejo de desechos, condiciones higiénico-sanitarias y de qué forma se debe desechar el cabello, esto mediante el manual de bioseguridad y manejo de desechos. “Es un documento de referencia y de divulgación pública, que indica cómo deben manejarse los diferentes tipos de desechos, ya sean orgánicos, comunes o infecciosos”.

El ente regulador es el Ministerio del Ambiente, en coordinación con los municipios y explicó que en una funda negra se ubican los desechos comunes, en una roja los infecciosos y los cortopunzantes en frascos. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 + quince =