Pequeña tienda que ha sobrevivido en la pandemia.

Ximena Moreno quien es propietaria de un pequeño puesto de abarrotes que está ubicado en la zona norte de Latacunga, nos comentó sobre  cómo  va su pequeño negocio y  cómo ha sobrevivido a la pandemia.

Indicó que su negocio es propio, no paga ningún tipo de alquiler y ahí mismo tiene su hogar, la razón por la que decidió abrir el mismo por su ubicación geográfica ya que su hogar está ubicado junto a la Panamericana.

La ubicación le permite que los vehículos que transitan por la carretera se detengan a comprar snacks o algo para tomar aunque la mayor parte de sus ingresos también se debe a la comunidad ya que hay mucha afluencia de gente de la comunidad que tenía la necesidad de una tienda cercana.

Comentó  que ya son 10 años que mantiene este negocio, al principio no fue fácil por la inversión en la mercadería, mostradores y estanterías y también en la readecuación de su hogar debido que al momento de construirla no pensó en poner un negocio.

La comunidad ha crecido, pero también la competencia, dice que antes vendía a diario alrededor de unos 40 o 50 dólares ahora llega con las justas con la cantidad de 20 dólares aunque también comprende que es por el contexto en el que estamos hoy en día y más alza progresiva de los precios la necesidad de llevar un pan a la mesa ha llevado a que se pongan varios emprendimientos similares, todos tenemos derecho a trabajar y vender para seguir surgiendo y no se hace problema por la competencia finalizó.