marcha se ubicó afuera de la Gobernación.

La mañana de este viernes se realizó una movilización de los medianos y pequeños productores de leche quienes piden que se respete el precio de la leche porque trabajan a pérdida, más  ahora que existe escasez de hierba.

Francisco Aguilar, coordinador de Fe por la Leche de Mejía, manifestó que están en pie de lucha, porque un día que dejen de producir las ciudades no podrán ser abastecidas.

Dijo que van a luchar y reclamar por sus derechos. No descartan realizar una movilización nacional, además piden que se cumplan con los ofrecimientos de campaña, con los créditos al 1% a 30 años plazos.

Oswaldo Coronel Páez, Gobernador de Cotopaxi, recibió a productores de leche para escuchar y atender sus demandas al verse afectados por el uso del suero de queso líquido dentro de la cadena láctea, contrabando, uso excesivo de leche reconstituida y el precio de sustentación.

En la reunión, la autoridad aclaró que el Gobierno Nacional no es indolente con la ciudadanía y tampoco ha mencionado bajar el precio de la leche. “Nosotros lo que buscamos es robustecer el precio de la leche, mejorar la economía de la provincia, atender con servicios al sector rural. Hemos realizado operativos de control periódico en diferentes industrias de la provincia junto a las entidades correspondientes” enfatizó Oswaldo Coronel.

El representante del ejecutivo acompañado de Fredy Landín, director Zonal del Ministerio Gobierno, Alejandro Fabara, jefe Político del cantón Latacunga, Andrea Velasteguí, comisaria Nacional de Policía, Cristian Iza, director del MAG y Alex Chacón, director de Agrocalidad propuso cuatro acciones concretas a ejecutar articuladamente y solucionar los problemas.  

Las autoridades establecerán una comisión de trabajo para reunirse los días viernes a las 08:00 en las instalaciones de la Gobernación de Cotopaxi y dar soluciones a lo mencionado anteriormente. Promover un gran mercado de productores agrícolas y de derivados lácteos en un predio ubicado en el sector de Pastocalle, con la finalidad de mejorar la economía de los productores y que sus familias tengan una mejor calidad de vida.

Planificar operativos frecuentes junto a productores y autoridades para controlar el contrabando lechero. Planificar la inclusión de microchips de identificación en los animales para controlar la trazabilidad en los camales y ferias para evitar el abigeato en la provincia.