Dr. José Proaño, médico de la localidad.

La pérdida de la memoria se manifiesta en olvidar con prontitud las actividades realizadas, a veces no pueden recodar con facilidad los nombres de las personas u objetos.

José Proaño, médico de la localidad, manifestó que la COVID como tal no tiene un tratamiento farmacológico específico, lo único que tratan son las lesiones secundarias que se pueden ir ocasionando, por ejemplo, si el paciente presenta problemas digestivos van a tratar ese problema, por problemas respiratorios trataran que no se afecten las vías respiratorios, entre otras afectaciones que se pueden presentar.

Explicó que las personas que han vencido a la COVID presentan secuelas en los diferentes órganos, fundamentalmente en las vías respiratorias razón por la cual no pueden realizar actividades que requieran actividades físicas fuertes porque se cansan con facilidad.

Cuando la afectación es en la parte neurológica presentan problemas en la deambulación, temblores en las manos, entre otros. La afectación en el sistema muscular y esquelético es el dolor de las articulaciones, dolores musculares. Dijo que no se puede inducir el sueño a las personas o mantenerse dormidos.

Las secuelas son variadas y el tratamiento de las mismas no tiene una metodología o un cuadro de tratamiento específico, lo que hacen es ayudar al paciente por ejemplo si tiene muchos dolores les recetan analgésicos y antiinflamatorios y así con las afectaciones que se registren.