El conflicto entre Rusia y Ucrania y el cambio climático han sido los principales factores por los que se ha registrado pérdidas en la producción florícola, sobre todo por el elevado precio de los fertilizantes. 

Víctor Camalli, propietario de la plantación “La Bonita” manifestó que en la temporada especialmente de las madres, los floricultores esperan que las ventas sean elevadas y con la comercialización de esa temporada puedan cubrir los gastos de casi todo el año porque es donde aspiran vender un gran volumen de producción.

Dijo que este año lastimosamente tuvieron inconvenientes producto de dos factores, el primero que corresponde a la guerra entre Rusia y Ucrania que directamente los está involucrando porque utilizan los fertilizantes y químicos provenientes de los dos países.

El segundo factor que ha afectado terriblemente es el cambio climático la mayor parte de las plantaciones florícolas especialmente a la que se dedican a la producción del alelí tuvo un retraso por que el clima no ayudo para que la producción esté lista para la temporada del día de las madres, por lo que, tuvieron pérdidas porque la producción no salió para esa temporada y actualmente disponen de producción pese a que ya paso la temporada por lo que no se está vendiendo en gran volumen como se esperaba.

Explicó que los químicos en su mayoría un 80 % son provenientes de Rusia y Ucrania, por ejemplo, lo que se utiliza para la fertilización de la flor alelí anteriormente se compraba en un precio de USD 30 actualmente se está comprando a USD 55 y le han comentado que los precios seguirán en alza hasta el mes de julio.

El costo para producir esta variedad de planta es demasiado alto  en relación al costo en el que venden las flores, a ellos no se compensa la venta, no le suben el precio en cuando se trata de exportar o entregar a una comercializadora.

Un 80 % corresponde a la exportación al mercado de Estados Unidos y el otro 20 % corresponde a Rusia y Ucrania por lo que se puede visibilizar un poco de pérdida en ese aspecto.