Para cambiar de tema sigamos hablando del próximo proceso electoral, de la inscripción de candidatos y de la campaña anticipada que vive el Ecuador, especialmente a través de las redes sociales.

   %

Los movimientos y partidos políticos en la mayoría de los casos recibieron a quienes querían ser candidatos y no tenían partido, mientras que algunos partidos y movimientos no tenían candidatos y escogieron al primero que apareció en la esquina.

   %

Es decir, en la mayoría de los casos los movimientos y partidos políticos buscan la manera de participar en la campaña electoral con candidatos a las diversas dignidades, sin importar su trayectoria y formación política.

   %

Es la verdad, hay algunos ciudadanos, de no creer, que señalan que a esta altura del partido no se necesita de la ideología política, no se necesita de una formación política en base a los principios de los partidos y movimientos.

   %

Entonces hay un pequeño grupo de ecuatorianos que ven bien que una persona sea candidato en cada proceso electoral, en un diverso partido, sea de derecha o de izquierda, de centro o populista, ese detalle no interesa.

   %

Queda claro entonces que los partidos políticos y movimientos no tienen como un asunto prioritario la formación de nuevos líderes, la formación de jóvenes para que sigan fortaleciendo a esas organizaciones políticas.

   %

Se habla en foros, debates, mesas redondas y entrevistas de la necesidad de formar nuevos cuadros en las organizaciones políticas, así lo dicen los dirigentes y corroboran los analistas políticos y editorialistas, pero a la hora de la verdad poco o nada.

   %

Además, cuando nos encontramos cerca de una campaña y cuando se están escogiendo a los candidatos, los dirigentes no tienen empacho en manifestar que están buscando ciudadanos con cierto perfil para determinada candidatura.

   %

Pero la realidad es muy distinta, aparecen como candidatos los miembros de la farándula, los artistas, algunas personas que saben patear una pelota; entonces el perfil quedó para el cuento, quedó para otra oportunidad.

   %

En realidad, todos tenemos el derecho de ser candidatos en un sistema democrático, pero los dirigentes de partidos y agrupaciones, deben buscar a la gente más capaz, a quienes se han preparado, a quienes saben de leyes y constituciones.

   %

Buscando los perfiles nos encontramos con la ingrata sorpresa que esos ciudadanos que han estudiado la constitución, las leyes, que son constitucionalistas, que conocen como redactar una ley, debatir y más, no son candidatos, no participan.

   %

Y no participan porque en el Ecuador la política se ha desprestigiado al máximo, entonces los mejores hombres y mujeres piensan dos veces antes de aceptar una candidatura, muchos consideran que la política se ha prostituido y si no que lo digan los miembros de la mayoría de la Asamblea y muchos candidatos.