El área de epidemiología y de control de vectores realizó la entrega de mosquiteros impregnados con insecticidas en los sectores históricamente considerados como criaderos del mosquito aedes aegypti, causante de varias enfermedades invernales.

Mediante boletín de prensa el Distrito 05D02 La Maná  da a conocer que el área de Epidemiología y de Control de Vectores se encuentra realizando desde este 22  de mayo hasta el 31 de mayo de 2017 la entrega de mosquiteros impregnados con insecticidas, en los sectores con riesgo de transmisión de enfermedades vectoriales como dengue, chikungunya o zika, esta última causa mayor riesgo en las mujeres embarazadas y sobre todo en los fetos.

Este plan de acciones se ejecuta con la finalidad de evitar el contacto entre vector y las personas mediante el método de barrera y así prevenir la transmisión y propagación de enfermedades invernales en los sectores más vulnerables del cantón, especialmente donde se han reportado casos febriles.

A escala local, las actividades permanentes que realiza el Ministerio de Salud Pública para un adecuado control vectorial son la abatización, aplicación de biolarvicida, fumigación intra y extra domiciliaria. Con estas medidas de prevención hasta la actualidad se han beneficiado un total de 100 familias de los sectores históricamente considerados con alta proliferación de mosquitos aedes aegypti como: Chipehamburgo, San Pablo de la Cruz, El Carmen y La Playita. Se tiene previsto completar las 96 entregas de mosquiteros en los próximos días; desde la Coordinación Zonal de Salud 3 se destinó para La Maná un total de 196 kits.

Debido a que estos mosquiteros han sido previamente impregnados con insecticida de larga duración, se recomienda antes de su uso extenderlos bajo sombra por 24 horas, protegerlos de la luz directa del sol y pueden ser lavados hasta por 20 ocasiones, por tanto el tiempo de vida útil es de aproximadamente dos años.

Como parte del proceso de vigilancia epidemiológica, se toman muestras de sangre de los casos sospechosos, se envían al Instituto Nacional de Salud Pública e Investigación (INSPI) y se procesa la sangre para dengue, chikungunya o sika; según el protocolo vigente, en caso de dar positivo se inicia inmediatamente con el tratamiento y se realiza un cerco epidemiológico del entorno familiar para descartar más casos.

El  Distrito de Salud  La Maná enlista  una serie de recomendaciones a ser tomadas en cuenta por la ciudadanía, entre las que se destacan las siguientes: eliminar latas, tarrinas y recipientes donde se acumula agua de lluvia; remover permanentemente el agua estancada de macetas, baños, llantas, entre otros; tapar bien los recipientes que contengan agua útil y aplicar el larvicida dado por el MSP; comunicar oportunamente un caso sospechoso a las unidades de salud; usar mosquiteros y mallas finas en las puertas y ventanas; utilizar ropa clara que proteja contra picaduras de insectos; los repelentes se pueden aplicar a la piel expuesta o a la ropa de vestir y debe usarse de conformidad estricta con las instrucciones en la etiqueta del producto; usar toldo para dormir; en caso de presentar síntomas como fiebre, erupciones o manchas rojas en la piel, dolores en articulaciones, ojos rojos, malestar general, acudir  al médico;  y, es importante  no automedicarse. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × cuatro =