PPL también participaron del juramento a la Bandera este 26 de septiembre (foto cortesía CRS

En el Centro de Rehabilitación Social (CRS) Regional Cotopaxi, 96 personas privadas de libertad (PPL) que cursan el tercer año de bachillerato, la mañana de ayer realizaron el juramento a la Bandera, día que se recuerda este símbolo patrio.

La jornada inició a las 09:30, servidores públicos y familiares de las PPL miraban con agrado como las y los internos cumplían con este deber patriótico, después de una semana de repasos.

“En el CRS Cotopaxi sucede un fenómeno extraordinario, porque en vez de ser un centro de privación de libertad, se está convirtiendo en una de las unidades educativas más grandes de la provincia. Tenemos cerca de 1800 personas que dejaron de ser vistas como PPL para convertirse en estudiantes”, manifestó Víctor Jácome, director del centro de rehabilitación social.

En este acto también se proclamó al abanderado, portaestandartes y escoltas de la Unidad Educativa PCEI ´Monseñor Leonidas Proaño´.

Víctor Jácome, entregó la Bandera tricolor a Diógenes C., por haber alcanzado la primera antigüedad con un promedio de 9.09. Fabián C., fue portaestandarte del cantón con un promedio de 9.05 y María Z., portaestandarte del plantel con 8.76 puntos.

“Hoy, todos los estudiantes rinden honor a nuestra Bandera. No importa nuestra condición social, nuestra etnia o nuestra orientación sexual, porque al final, todos se cobijan como verdaderos ecuatorianos”, acotó Jácome.

En este evento, tres personas del colectivo LGBTI también participaron de este acto cívico, con el que se demostró el respeto y la equidad de los derechos de las PPL dentro del CRS Cotopaxi.

Con un fuerte ‘sí juro’, pasaron todos los estudiantes para inclinarse y besar al emblema patrio como muestra de su civismo. La emoción de los familiares se hizo presente en sus aplausos que se escuchaban en toda la etapa ‘Luz de América’ de mediana seguridad, sitio donde se desarrolló el evento.

“Lo que nosotros logramos este día es gracias a las autoridades y al Estado que nos da la oportunidad de continuar estudiando. Ahora vemos nuestro futuro y estamos ansiosos de acceder a un cupo para ingresar a cualquier universidad pública para formarnos como profesionales”, expresó Diógenes C., abanderado. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once − 8 =