El grupo de trabajo del Instituto de Patrimonio.

En Pangua el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) Zona tres trabaja de manera mancomunada con el Municipio de Pangua y miembros de comunidades para preservar los petroglifos que se encuentran en este territorio.

Desde hace dos años se realizan trabajos de recolección de información sobre vestigios arqueológicos; técnicos del INPC durante la última semana del mes de agosto acudieron a Pangua para realizar un levantamiento de datos sobre los petroglifos ubicados en el río Sillagua, en la zona baja del cantón y de sitios arqueológicos que están en la zona alta, en una altura que oscila de los 100 a 800 metros sobre el nivel del mar.

Bolívar Galarza arqueólogo del INPC Z3, manifestó que un petroglifo es una manifestación rupestre de carácter gráfico realizada sobre roca con herramientas líticas muy resistentes. Fueron siete los petroglifos analizados en donde se pudo encontrar diferentes motivos como geométricos, espirales, zoomorfos, fitomorfos, antropomorfos, cruciformes e indefinidos.

La metodología implementada en esta recopilación de datos fue bajo un registro fotográfico, aplicación de un calco con la finalidad de representar los grabados a escala natural, un vuelo de dron para un levantamiento fotogramétrico, utilización de GPS.

La piedra que se destaca del lugar es la denominada “Piedra de La Cruz” por su gran cantidad de figuras que se encuentran alrededor de la roca resaltando la técnica de tallado por personas que conocían del oficio, la asociatividad en ciertos inscritos permiten una interpretación de variados grupos humanos en diferentes periodos de tiempo que trabajaron la piedra.

La gestión de las áreas arqueológicas son competencias compartidas entre los  municipio y el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural según el Artículo 85 de la Ley Orgánica de Cultura; el objetivo de esta investigación es que a través del INPC estos petroglifos ingresen en el inventario del SIPCE (Sistema de Información del Patrimonio Cultural Ecuatoriano), una vez que conste en el sistema los gobiernos locales deberán generar planes de protección, conservación y puesta en uso social bajo la dirección y control técnico del INPC Z3.