Piscina de la Federación Deportiva de Cotopaxi presenta un daño dentro de sus instalaciones. Foto: M.S./LA Gaceta

Actualmente la piscina de la Federación Deportiva de Cotopaxi, está cerrada por daños internos y su mantenimiento tiene un costo de 15 mil dólares, las autoridades realizan gestiones; por otro lado, la piscina municipal está en funcionamiento y es poco conocida por los usuarios.

Las piscinas para muchas de las personas se convierten en una distracción, para otros la práctica de entrenamiento en natación y también es utilizado para fines curativos, entre otros.
La piscina de la Federación Deportiva de Cotopaxi no está en funcionamiento desde el mes de febrero 2019, así lo dio a conocer Mónica Benítez, administradora general.
En ese sentido se ha realizado las gestiones con el GAD de Salcedo con el apoyo de un técnico y el cual detectó la presencia de un ojo de agua en la construcción. El arreglo costaría cerca de 15 mil dólares y con el recorte de presupuesto de la Secretaría del Deporte hace que la entidad no pueda sustentar dicho rubro.
Frente a esto, la institución ha hecho las gestiones con el GAD provincial de Cotopaxi y con el GAD Municipal de Latacunga, “el Prefecto va a contemplar la obra en el POA 2019” dijo Benítez. La próxima semana esperan tener una nueva reunión para definir el arreglo.
No obstante, cerca de 15 a 20 personas que practican natación mediante las gestiones de los padres de familia, hoy lo están haciendo en las instalaciones de la FAE y Brigada Patria, pero la movilización diaria de 14:30 a 18:00 lo solventa la Federación Deportiva.
Esto facilita que practiquen, ya que participarán en los juegos prejuveniles y menores.
Anteriormente la piscina que está cerrada atendían las madrugadas y los fines de semana desde las 17:30 hasta las 08:30 “asistía el público en general”, expresó la Administradora General.
Al mismo tiempo, contaban con cursos de 14:00 a 15:00 y de 15:00 a 16:00 y los niños que acudían a esta práctica han tenido que retirarse.
Por otro lado, la piscina municipal ubicada en la calle Alberto Varea en la ciudadela Rumipamba está en funcionamiento hace tres años y es poco conocida.
En dicho lugar existen dos piscinas con cubierta y tiene una capacidad para aproximadamente 250 usuarios: la primera es semiolímpica para los adultos y es de 23 metros de largo y 15 de ancho, con una temperatura de 28 grados y otra para niños de 15 metros de largo y de ancho con 30 grados de temperatura.
Actualmente existen 4 grupos de 20 a 40 personas que se están preparando para el ingreso a las instituciones tanto policial como militar.
Además, posee sauna, turco e hidromasaje; está abierta de miércoles a viernes en un horario de 10:00 a 18:00 y sábado y domingo de 09:00 a 17:00.

Costos
Los adultos pagan 2 dólares y los niños un dólar, pero para las personas de la tercera edad y las personas con discapacidad, el ingreso es libre.
Franklin López, ciudadano dijo no conocer la piscina “creo que hace falta más publicidad imagínese yo que soy de aquí no conozco, peor los de afuera”.(I)