Danilo Culqui, productor avícola.

Los productores avícolas del cantón están atravesando momentos difíciles, debido al bajo costo de la libra del pollo en pie, las pocas ventas y el alto costo del precio del alimento de las aves.

Danilo Culqui, propietario de un plantel avícola ubicado en la parroquia de San Buenaventura, explicó que, el sector está atravesando momentos difíciles debido a las pocas ventas de los pollos de carne que están teniendo en los actuales momentos, esto conlleva a que varias avícolas están por cerrar sus empresas.

Dijo que, el alimento de los pollos está caro, el quintal de soya está en los 28 dólares, el aceite subió de 1200 dólares la tonelada, cuando anteriormente tenía un valor de 600 dólares, el maíz de 18 subió a 23 dólares, mientras tanto la libra del pollo en pie bajó a 55 centavos, actualmente está en los 75 centavos de dólar, lo que significa que está teniendo una pérdida de 60 centavos de dólar por pollo.

El incremento en el valor del alimento del pollo, en parte se debe al incremento del precio de los combustibles, producto que es transportado a través de grandes vehículos a diésel desde los puertos hasta cada una de las granjas avícolas, les están cobrando un dólar por quintal, a esto se suma que la venta del pollo se realiza con base a la oferta y demanda, en razón que la zona central del país últimamente se ha visto afectado por la presencia de pollo de la Costa.

Culqui, dijo que, la poca salida y los precios bajos, está generando que los dueños de las avícolas se encuentren en mora de entre dos y tres meses en el pago de los préstamos realizados antes de la pandemia con las instituciones financieras y muchos de ellos para poder cumplir estas obligaciones han tenido que vender parte de sus bienes; a pesar de estos problemas están poniendo todas las ganas y esfuerzo para poder reactivar al sector, pero es muy difícil, aseguran.

En este marco el pedido de los empresarios avícolas a las autoridades es que a nivel local se trate de establecer una ordenanza que regule el ingreso de pollo de otras ciudades, es decir pague impuestos como lo hacen la actividad local, además piden a las autoridades nacionales que les ayuden con créditos a bajo interés  y sin tantas trabas, que les permita la compra de alimento para los pollos, hablamos de maíz  en tiempo de cosecha, donde el precio baja, y poder estar abastecido  con el producto para  el transcurso del año.