El parque Vicente León, cuando se inició el trazado de la ciudad colonial de Latacunga, posiblemente fue la plaza de armas, plaza mayor o principal, a partir de la cual se efectuó el trazado en damero, según las normas establecidas en las leyes urbanas de indias. Por tanto este espacio público desde el inicio de la ciudad se constituye en el epicentro de la vida de los latacungueños, ya que en torno a ella se consolidarán las construcciones de los diferentes poderes del estado; así: el poder político -militar nacional (hoy gobernación), el poder político local (hoy Gad de Latacunga), el poder religioso (la catedral) y el poder económico de nobles y jerarcas religiosos (hoy los bancos).
Como plaza a sufrido varios cambios, inicialmente su función era constituirse en el punto de encuentro para festejos, reuniones políticas, actos solemnes, procesiones religiosas, además de mercado indígena, actividad que fue regulada por el Municipio local en 1868, en el que se formalizó la feria sabatina, desde 1903 esta actividad pasó a la plaza de San Francisco y en 1938 a la plaza del Salto.
En los primeros años de la época republicana, el influjo de las ideas urbanas francesas, motivo el cambio, eliminando la plaza y transformándola en parque ajardinado, esto según varios historiadores ocurre en 1901; los jardines, son circundados por pilastras, verjas y aceras de piedra sillar; Más adelante, cambió a una cerca de hierro forjado y calles empedradas, conservando una pila barroca tallada en piedra, la misma que permaneció en el centro del parque hasta 1925, un muy corto tiempo compartió honores con un león también labrado en piedra, estas esculturas coloniales eran el principal atractivo del parque.
En torno a la escultura del león existe una muy curiosa anécdota , criterios moralistas sobre los genitales del león esgrimidos por las familias pudientes que tenían sus casas en los diferentes costados del parque y hasta el cura de la catedral, pusieron en aprietos al municipio que terminó retirándolo.
A finales del siglo 19 se contrató al alemán Francisco Schmitdth, para que elabore los planos del parque, mismos que fueron entregados al municipio a finales del año 1900. La inauguración de la verja circundante del parque se realizó el 11 de noviembre de 1929.
El entorno arquitectónico de las edificaciones que tienen su fachada principal al parque es neoclásico republicano, sin embargo tres edificaciones rompen la armonía del conjunto, el hotel Cotopaxi, el banco de Fomento y las instalaciones de Cacpeco, mismas que deberían ser intervenidas, para devolver por lo menos en fachadas el carácter patrimonial del centro histórico.
Del conjunto escultórico principal que hoy tiene el parque escribiremos en una próxima entrega, ya que el mismo tiene un extraordinario valor patrimonial, tanto por la hermosas obras escultóricas como por el simbolismo y homenaje al más ilustre de los hijos de Latacunga, el filántropo Vicente León. (O)