El sector de El Salto, la mañana de ayer, registró un altísimo movimiento de personas que salieron a buscar productos de primera necesidad y poder abastecerse frente al desarrollo del paro en el país. La principal novedad fue el alto precio de los diferentes productos.

Frente al anunció del sector indígena que se abriría el corredor humanitario hasta el mediodía de ayer miércoles 29 de junio del 2022, la gente de forma masiva salió a los mercados para abastecer de productos frente al desarrollo del paro indefinido.

El sector de El Salto registró un intenso movimiento tanto de vendedores, la población que salieron a realizar comprar y vehículos, los pocos productos como tomate de riñón, papa nabo, cebolla, hierbas, cebolla paiteña, entre otros, se agotaron de forma rápida por los escasez de los mismos, pero la queja de la gente era por el alto precio que registraban los alimentos a excepción del tomate de riñón que fue comercializado a seis dólares la caja.

Durante la mañana de ayer, se abrió el Mercado Cerrado de Latacunga, sitio a donde la gente apresurada hizo su ingreso con el objetivo de poder encontrar productos de primera necesidad, pero la sorpresa de los  compradores era que la mayoría de sitios de venta no estuvieron atendiendo; del recorrido  realizado por su interior observamos que apenas estuvieron abiertos dos sitios de venta de carne con poco producto, dos puestos de frutas que en pocos minutos se agotaron, no existió venta de legumbres el mayor número de locales abiertos correspondió  víveres.

La gente al no encontrar productos salía corriendo para dirigirse a otros lugares y poder encontrar algo de alimento para llevar a su casa; la escasez de productos en Latacunga con el paso de los días se va sintiendo con mayor fuerza.

Blanca Alajo, vendedora de frutas al interior del Mercado Cerrado, explicó que está vendiendo el producto que tenía y que mientras no termine  el paro no realizará la compra de más carga, porque no se puede vender y corre el riesgo de perder el producto, por ello el pedido a las autoridades de la ciudad y la provincia para que soliciten a las autoridades nacionales se sienten a dialogar y logren acuerdos que permitan poner fin al paro que tanta pérdida está generando a los  comerciantes.

Los comerciantes dijeron sentirse desesperados por la falta de venta debido al paro, no tienen dinero para pagar la letra del mes en el banco, y el arriendo del puesto y demás servicios básicos, por ello solicitan que al Municipio que ayude con seguridad para que puedan vender; resaltó que el poco producto que tiene está vendiendo al precio anterior, no han subido.

De igual forma comerciantes de víveres del Mercado Cerrado dijeron que durante los 17 días de paro, no han logrado vender nada, mientras tanto las deudas se le vienen encima, apuntaron que el precio de los productos de primera necesidad se mantiene, no ha cambiado su costo.