Santiago Razo, jefe de operaciones del distrito Latacunga.

Hasta el momento la Policía Nacional registra tres denuncias en las que coincide el modus operandi, como es el de ganarse la confianza de los adultos mayores para después proceder a sustraer el dinero que retiran de las entidades bancarias.

En el caso de que no exista quién acompañe a los adultos mayores a retirar dinero del banco o a cobrar el Bono Solidario pueden acceder al servicio de traslados de valores con el que la Policía Nacional dará el acompañamiento necesario para prevenir este delito.

Santiago Razo, jefe de operaciones del distrito Latacunga, informó que son alrededor de tres casos que se registran en Latacunga, en uno de los casos le robaron a una persona adulta mayor alrededor de 2,500 dólares, por la confianza, dentro de las investigaciones han logrado recabar videos y fotografías del trayecto que recorrió la adulta mayor desde el banco para dirigirse a pagar una deuda que tenía pendiente.

De los casos registrados han determinado que los sospechosos identifican a las personas adultas mayores que van a cobrar el bono solidario o van a retirar ciertas cantidades de dinero, se ganan la confianza del adulto mayor ahí les acompañan a sacar el dinero, después entregan el dinero al desconocido, por lo que consideran que se trata de una estafa.

Dijo que lo triste es que los más susceptibles a ser víctimas de los estafadores son los adultos mayores que van solos a realizar la diligencia y no existe un hijo que les acompañe, por lo que es necesario que cuando un ciudadano de la tercera edad va a realizar algún trámite esté acompañado de otra persona y no dejarle a su suerte.

Han mantenido reuniones con los gerentes de las instituciones bancarias con el objetivo de conocer si los guardias facilitan o no información a los presuntos delincuentes, por lo que la Policía Nacional, a través del Control de Organizaciones de Seguridad Privada (COSP) realizan las investigaciones del caso.

Con el objetivo de evitar que no se cometan otros delitos han asignado a personal policial del Grupo de Operaciones Motorizadas (GOM) para que vigilen las inmediaciones de las entidades financieras y en el caso de existir algún inconveniente actúan de inmediato. (I)