Durante el cambio de insignias de los policías.

En medio de una ceremonia 15 uniformados ascendieron al grado inmediato superior, el evento se realizó en el patio del comando de Policía en Cotopaxi respetando todos los protocolos de bioseguridad.

A través de la orden general 164 emitido por la Policía Nacional se dio a conocer que con fecha 12 de agosto ascendieron al grado inmediato superior de dos sargentos segundos a sargentos primeros y de 14 cabos primeros a sargentos segundos.

El evento estuvo presidido por Washintong Cevallos, comandante de la zona tres de la Policía Nacional y en compañía de Edison Valverde, comandante de Policía en Cotopaxi fueron los encargados de cambiar las insignias a los dos sargentos primeros quienes estuvieron en compañía de sus familiares.

Klever Guanoluisa, en representación de los uniformados ascendidos, manifestó que la ceremonia de ascenso reviste un alto significado para la institución porque recoge la esencia misma de la profesión policial y un justo reconocimiento a los policías por alcanzar el inmediato grado superior.

Dijo que alcanzar los diferentes grados en la carrera policial reviste de mucho compromiso y sacrificio para compartir responsabilidades con los demás compañeros con quienes comparten con vocación la profesión del servir y proteger.

Edison Valverde, comandante de Policía en Cotopaxi, manifestó que el ascenso a un grado superior es un acto de singular importancia para el comando, cuando un grupo de policías ha escalado un peldaño más en la carrera policial. El ascenso constituye un premio al esfuerzo y sacrificio, al pundonor y a la capacidad puesta en manifiesto en cada una de sus actuaciones. (I)