Carlos Pozo, comandante de la subzona 5 Cotopaxi de la Policía Nacional. FOTO G.T. LA GACETA

Los uniformados han sido distribuidos en dos grupos, el primero trabajará en la seguridad externa de los recintos electorales y el segundo grupo está encargado de vigilar la seguridad ciudadana; es decir mantendrán los patrullajes de rutina para evitar el cometimiento de delitos mientras los ciudadanos acuden a sufragar.

Carlos Pozo, comandante de la subzona 5 Cotopaxi de la Policía Nacional, manifestó que ha designado a 470 policías quienes están a cargo del control de los 110 recintos electorales y 1129 Juntas Receptoras del Voto (JRV) adicional habrán 1100 servidores policiales que de manera coordinada coadyuvarán a la seguridad ciudadana y el tránsito vehicular.

Explicó que darán las facilidades necesarias para que aquellas personas con discapacidad y quienes tengan el salvoconducto correspondiente puedan llegar a los recintos electorales a ejercer el derecho al voto. Por lo que pidió la colaboración a la ciudadanía para que respeten el silencio electoral y la Ley Seca.

Indicó que el proceso electoral inició con el voto de los privados de la libertad, seguido del voto en casa donde sufragaron cuatro personas y para hoy darán las facilidades necesarias para que puedan realizar el voto asistido por lo que han designado personal policial para que realice este tipo de actividades.

Durante el proceso electoral un grupo de policías estará pendiente de ayudar a los ciudadanos a hacer efectiva las boletas de captura y boletas de apremio, además controlarán la seguridad ciudadana. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − ocho =